PUBLICIDAD

lunes, 19 de diciembre de 2011

Pastor dice entre los ricos hay más violencia intrafamiliar que entre los pobres

Servicios de Acento.com.do
SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El presidente del Ministerio Batalla de la Fe aseguró  que la violencia intrafamiliar es mucho más alta en las familias adineradas que en los pobres.
El pastor Ezequiel Molina dijo que lo que sucede es que cuando un pobre golpea a su mujer o a sus hijos los vecinos se dan cuenta pero cuando lo hace un rico eso se queda entre casa.
Agregó que la violencia contra la mujer es una peste que se ha extendido de manera alarmante, y ya es frecuente ver a profesionales y hombres de negocios maltratando física y verbalmente a sus parejas. 
Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa De Agenda que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, dijo que como pastor recibe constantemente testimonios de mujeres que son víctimas de abusos por parte de sus maridos.
Sostuvo que aunque parezca increíble profesionales y empresarios que se muestran muy simpáticos y decentes frentes a amigos y relacionados, cuando llegan a sus casas son verdaderos ogros.
Agregó que cuando un político asume un cargo público inmediatamente se le acercan personajes provenientes del sector privado proponiéndole todo tipo de negocios
“Pero el que piensa que la violencia intrafamiliar solamente es cosa de pobre está equivocado, ya que en la clase alta eso se da con mucha frecuencia y los maltratos contra esposas e hijos están a la orden del día”, reiteró Ezequiel Molina.
Atribuyó la situación a que el ser humano se ha apartado totalmente de las enseñanzas de Dios y a las pérdidas de los valores en la familia.
Molina dijo que la justicia debe ser implacable contra aquellos hombres que maltratan a esposas e hijos, sin importar a la clase social a la que pertenezcan.
La corrupción y el sector privado
En otro aspecto, el pastor Ezequiel Molina aseguró que la corrupción es un mal que tiene su origen en el sector privado.
Sostuvo que desde el sector privado se incentiva a los funcionarios del Estado a que se corrompan.
Agregó que cuando un político asume un cargo público inmediatamente se le acercan personajes provenientes del sector privado proponiéndole todo tipo de negocios.
“Por lo tanto es desde el área privada que sale la iniciativa para que quienes ocupan un cargo público se involucren en actividades indecorosas”, insistió el pastor evangélico.
Sin  embargo Ezequiel Molina dijo que eso en nada exculpa a los funcionarios de la administración pública que se involucran en actos dolosos y dan un mal uso a los recursos puestos a bajo su responsabilidad.