miércoles, 9 de octubre de 2013

SIETE PROFESORES IPISA CUMPLEN HORARIO BAJO ÁRBOLES PARA RESISTIR PRESIÓN CURA CATÓLICO

MÁXIMO LAUREANO
Las profesoras en cumplimiento de horario.
Siete profesores del Instituto Politécnico Industrial de Santiago (IPISA), llevan dos meses y una semana, matando mosquitos, sentados en bloques, debajo de los árboles, tras ser sacados de las aulas por el director del centro salesiano, Jesús Baltazar Santana Pérez.
De manera puntual los maestros y maestras llegan allí, en cumplimiento de sus horarios, en resistencia a la decisión del cura, quien le ha prohibido entrar a las aulas docentes, por el vínculo de los educadores a la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) y sus presuntas acciones subversivas, según alega, en perjuicio de la institución que él dirige.
Los profesionales de la educación dominicana, con un máximo de 25 años y un mínimo de tres años, en este centro educativo han denunciado que fueron apartados de las aulas, el 01 de agosto del 2013 y que desde entonces no se le permite ni hablar con personal del politécnico, no se le explica el motivo de su desahucio y les describe como las ovejas negras de IPISA. 
Los maestros, alegan que la separación de las clases se ha hecho de manera irregular por la presión del sacerdote Santana Pérez. Aunque aún cobran sus cheques y no tienen amonestación del Ministerio de Educación, a juzgar por sus versiones, temen ser cancelados, ya que fueron sustituidos por maestros, seleccionados por el sacerdote.
Los afectados atribuyen al cura salesiano, a haber fraguado sacarlos de la institución, para poner gente de su entorno y que respondan sus lineamientos, es decir, que no denuncien, que no se quejen.
El grupo de los siete, es miembro de la ADP, incluidos algunos que pertenecían el comité del gremio, como es el caso de la profesora de matemática, Basilia Bello, con 11 años de experiencia en este centro educativo. Los maestros afirmaron que de los miembros de la APD, solo uno está en las aulas.
Además de Basilia Bello, el sacerdote Santana Pérez, sacó de las aulas al ingeniero automotriz, Pedro Trinidad, con 25 años en el centro, al ingeniero en electricidad Alexander De la Rosa, quien lleva 14 años de servicio en IPISA y la ingeniera en informática, Analda Bretón, con 11 años de trabajo en este lugar.
Otros maestros que cumplen el horario debajo de los árboles donde tienen que llevar repelente para los mosquitos y otras plagas, son la educadora Rosario Cruz, profesional de letras, con cinco años de trabajo, Ailyn Burgos, profesional de la contabilidad, lleva allí cuatro años y Nuris Hernández, profesora de español, con tres años de servicios.
El grupo de los siete llega todos días de clases y se ubica en un hábitat que han improvisado para cumplir con el horario de clases, allí repasan tareas, leen las noticias, reciben a periodistas, pero su principal objetivo es que las autoridades del IPISA, les llamen para que se aclare su situación, cosa que no ha ocurrido.
En algunos días los ánimos han estado tensos, por la intervención de directivos de la ADP que apoyan a los maestros que fueron sacados de las aulas. También han intervenido los padres en procura de un consenso, pero se ha logrado muy poco, el grupo de los siete sigue debajo de los árboles.
El ministro no lo escuchó.
Local IPISA.
Este lunes 07 de octubre del 2013, el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, se presentó al IPISA, para conocer la situación, pero solo se reunió con personal de la dirección del centro y se negó a escuchar al grupo de los sietes profesores.
A pesar de que estos insistieron en conversar con él de la situación que los perjudica desde hace dos meses y una semana, no le puso atención, al menos esta versión tienen los maestros de su visita.
El grupo de los siete, tampoco sabe de lo tratado en la reunión con el sacerdote, Santana Pérez con Amarante Baret, quien habría justificado su negativa de hablar con los maestros, porque hay una comisión designada para estudiar este y otros casos. 
De la reunión de las autoridades del IPISA, con las autoridades de Educación solo, trascendió que el sacerdote Jesús Baltazar Santana Pérez, mantiene la posición de dejarlo fuera y los acusa de encabezar acciones subversivos, en perjuicio del politécnico.
Este martes 08 de octubre del 2013, la profesora Nuris Hernández y otras maestras manifestaron que nunca han tenido reportes del Ministerio de Educación que desfavorezca la labor que ellas y sus compañeros hacen en el IPISA y que por eso estarán en el lugar hasta que se aclare la situación de los siete, independientemente de que el sacerdote predique lo contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario