martes, 10 de junio de 2014

Sindicatos reclaman terminación reconstrucción carretera turística abandonada en 2008

Los sindicatos de transporte de pasajeros,  paralizaron labores en reclamo por el arreglo del trazado (Ricardo Flete)

SANTIAGO, República Dominicana.-Sindicatos de choferes y otras organizaciones reclamaron al gobierno que concluya la construcción de una carretera que une a Santiago con Puerto Plata, que fue abandonada en el año 2008.

La construcción de la carretera turística Gregorio Luperón, con una inversión de RD$ 750 millones, empezada el 25 de agosto del 2005, fue abandonada  al final del 2008, en el gobierno de Leonel Fernández.
Desde entonces, más 30 comunidades entre Santiago y Puerto Plata esperan una solución, mientras son testigos del deterioro y la quiebra de cientos los negocios.
Las comunidades afectadas han llevado a cabo decenas de protestas, mientras las autoridades se ha limitado a tapar algunos hoyos en tiempos de lluvias para evitar el colapso total de la vía, construida por primera vez en el año 1927.
En la parte llana la vía está deteriorada hasta la zona urbana de Gurabo,  razón por la cual los trabajadores de la  Ruta  G,  también se han sumado al llamado de protesta
Este lunes 09 de junio del 2014 las protestas resurgieron. Un paro de 24 horas fue declarado por los sindicatos del transporte que demandan la inmediata conclusión de la reconstrucción de la vía.
Los manifestantes  han sembrado plantas de plátanos en medio de la carretera, para demostrar que del asfalto no queda nada. Asimismo, aparcaron los vehículos de trabajo en una de las zonas críticas del trazado.
Utilizando cualquier tipo de desperdicio sólido han bloqueado la carretera y anulado el paso por  el área de montañas. La protesta durará hasta las 6:00 de la mañana de este martes 10 de junio del 2014.
Con el paro del transporte, apoyado por la Central Nacional de Trabajadores del Transporte (CNTT) se han quedado sin transporte de pasajeros al menos 30 comunidades, ubicadas el área de la Cordillera Septentrional, como Yásica, La Cumbre, Palo Quemado y Pedro García.
La carretera Gregorio Luperón está deteriorada desde, su empalme con la avenida Salvador Estrella Sadhalá. El deterioro se extiende  hasta Gurabo  y la parte de la cordillera, donde el trazado  es interrumpido con mucha frecuencia, debido a los derrumbes de tierra.
En la parte llana la vía está deteriorada hasta la zona urbana de Gurabo,  razón por la cual los trabajadores de la  Ruta  G,  también se han sumado al llamado de protesta.
César Mezquita, quien se identificó como coordinador del paro de los sindicatos de transporte, dijo que por más de una década han visto desfilar varios contratistas para la reconstrucción de la carretera, pero que ninguno la ha concluido.
El último proyecto que se adelantó para la reconstrucción de la carrera turística,   estuvo  a cargo de la firma constructora, PROCISA, S.A., un contratista que inició los trabajos el 25 de agosto del 2005, en la gestión de  Freddy Pérez,  en el segundo Gobierno de Leonel Fernández Reyna.
El proyecto de PROCISA, S.A.,  estuvo allí hasta diciembre del 2008, pero  en junio del 2009, los responsables de la obra denunciaron que  se retiraron porque había una deuda acumulada de RD$ 130 millones.
Según datos de los archivos de la redacción de Acento.com.do, en Santiago, la inversión total de la obra a cargo del ingeniero Rafael Medos Pérez, estaba estipulada en RD$ 750 millones, de los cuales para esa fecha se habrían invertido RD$ 350 millones,  pero con el pendiente de los RD$ 130 millones por pagar, según sus declaraciones en junio del 2009.
En  octubre del 2007 se proyectaba que la reparación de la carretera terminaría en junio del año 2008.
Ante el incumplimiento de las promesas, para el 2009 se realizaron protestas para exigir la terminación de la obra.
Historia
La carretera original se construyó en el año 1927, en el mandato de Horacio Vásquez. Aunque fue objeto de varias reparaciones, la primera reconstrucción completa se llevó a cabo en el gobierno de Joaquín Balaguer (1986-90). La vía de 42 kilómetros. que atraviesa la cordillera Septentrional, ha sido intervenida en múltiples ocasiones, pero ninguno de los trabajos han evitado los deslizamiento de tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario