PUBLICIDAD

sábado, 10 de diciembre de 2011

DENUNCIAN ROBO ÁREAS PROTEGIDAS EN LA BAHÍA DE LUPERÓN-PUERO PLATA


foto tomada del Facebook de Luis Carvajal.

Miembros de la Comisión Ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y la Academia de Ciencias de la República Dominicana (ACRD), denunciaron que sectores allegados al Gobierno han cercado una porción de terrenos de al menos 100 tareas  en la zona protegida de la Bahía de Luperón, en la provincia de Puerto Plata.
Ante la situación los ambientalistas solicitan a la Procuraduría General para el Medio Ambiente, 
a la Suprema Corte de Justicia, al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales  y al Servicio Nacional de Protección Ambiental,  encaminar todas las medidas que sean necesarias para anular  la apropiación de la zona, invadida por congresistas, militares y empresarios del área.
Según un documento publicado  en la red social de Facebook este es el  tercer intento,  de particulares por apropiarse de la zona.
“Han cercado con alambres de púas terrenos dentro del parque y bloqueado los accesos públicos al área protegida. Así como la eliminación de las plantaciones recientemente establecidas por el Ministerio de Ambiente y las señalizaciones incluyendo las señalizaciones de la ruta de los Héroes de Bahía Luperón (1949)”, refiere  la declaración pública, colgada en el facebook, del ambientalista Luis Carvajal.
La nota a la que tuvo acceso Acento.com.do, el área de la que se pretenden apropiar incluye zonas de alto valor histórico como la zona de desembarco de Bahía Luperón, incluyendo el lugar donde recientemente se erigió el monumento en honor a los héroes del desembarco de junio de 1949.  
“La Bahía Luperón es un ecosistema de alta fragilidad ambiental, con un enorme potencial turístico al servicio de todos los visitantes dominicanos y extranjeros, protegida bajo las Leyes 202, 64-00 y la propia Constitución de la República”, se establece en el documento hecho público.
Esta zona que según los ambientalistas de la UASD   y la Academia de Ciencias, fue Declarada como Monumento Natural el 1996 a través del decreto 233-96 y convertida en Refugio de Vida Silvestre mediante la Ley 202 en el año 2004, constituye el área de la Costa Atlántica de la Islas Caribeñas más apetecida para yates y veleros por sus condiciones naturales y por ser la única franja de costa isleña que en los últimos 100 años no ha sido afectada por un huracán.
Otros elementos destacados en la denuncia dan cuenta de que los manglares de la Bahía Luperón están amenazados por esta apropiación ilegal.
Agregaron que  estas áreas representan un ecosistema de altísima fragilidad y con una función estabilizadora de las dinámicas y procesos que ocurren en la región, incluyendo el contexto biológico donde habitan poblaciones muy importantes de manatíes en peligro de extinción.
 “Todos los estudios realizados en la zona han aconsejado niveles de protección aún más estrictos de los que amparan el área, lo que más que impedir, garantiza el aprovechamiento turístico y el sostén de las múltiples actividades económicas que se desarrollan en el entorno de la bahía”, refieren los ambientalistas que hicieron la denuncia.
De hecho, la apropiación de está área de interés público sería un obstáculo para el acceso a la mejor playa que existe en este tramo de la Costa Norte del País y un riesgo para el turismo de veleros que está tomando más auge en esta región.
Los denunciantes advirtieron que no es la primera vez que particulares intentan  adueñarse de la zona, atraído por la importancia turística que tiene.
“En el año 2006, gracia a la intervención de la UASD, ACRD y grupos ecológicos; fueron sometidos a la justicia y sentenciados personas que participaron en la tala y quema de ocho tareas del manglar en el lugar conocido como la Playita, en el corazón del Área Protegida. Sin embargo el único condenado fue un cabo del ejército de apellido Ramírez, mientras que los auto-proclamados propietarios e instigadores no fueron siquiera citados a los tribunales”, reza la no publicada sobre la situación.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario