PUBLICIDAD

miércoles, 21 de diciembre de 2011

LO DE LAS CAJAS DE LEONEL ES HAMBRE; EL DESORDEN VIENE DESPUÉS

MÁXIMO LAUREANO
Tomado de Acento.com.do.
Ofrecer comida a quien no tiene segura su cena de Noche Buena parece ser una iniciativa juiciosa, para nada quedaría bien que un ciudadano o ciudadana sensato o sensata satanice esta acción que de no estar preñada por el clientelismo y el enfermizo populismo que lleva a las apetencias personales de los mal llamados líderes políticos que tienen el país secuestrado con la excusa de que son gobierno, la entrega de cajas de comida a familiares pobres, el gesto fuera loable.
Pero no lo es, por la forma irresponsable en que se incurre para repartir las famosas cajas tricolores, que a duras penas  dan para que una familia coma un día o quizás dos, si el grupo no es de muchos miembros.
El presidente de la República, Leonel Fernández Reyna, ha  montado un operativo, para repartir las cajas  por todo el país y esto más que ayudar ha desatado un desorden en cada punto donde se reparten las dádivas, compradas con el dinero politiquero que hace más pobre a la gente que a la vez  las recibe como  un maná divino.
No importa, que un hombre  esté grave en el Hospital Luis  Morillo King, que en los repartos en Elías Piña, varias personas hayan resultado heridas o que en Santiago, los macanazos a cuenta de los guardias y los empujones hayan matizado el deprimente espectáculo oficialista.
Lo que cuenta es llevar el registro de cuanto lugares visitó el presidente de la República y que tanto apoyo recibió de la población que tiene que esperarlo como todo un rey por no menos de dos horas para se haga la entrega.
Los funcionarios del Gobierno que hace tiempo o nunca se  ha tomado un ponche de mala calidad como el que llega en las cajas, defienden esta acción como un culto al desprendimiento y la nobleza del mandatario, que se contamina con el llamado “tigueraje” de los barrios, que se cuela para negociar con las cajas, a quienes se le atribuye el desorden que impera en los repartos.
No se duda que hay de todo estos elementos en los operativos, pero una cosa está clara, el centro de todo este espectáculo bochornoso, es el hambre,  bandera de los partidos para su campaña y olvido de los gobiernos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario