lunes, 9 de julio de 2012

HAY ADRIANO... AHORA TE MOLESTA EL RUIDO (del editorial)

Adriano Román R. 2007.
Escuchar o leer los argumentos de la bestia con derechos civiles, Adriano Román, exigir prisión domiciliaria, porque es atormentado por el ruido en la cárcel, es como para que a cualquier ser humano sensato le provoque risas.
PERO no, eso no es para reírse, por el contrario, debe llamar a la reflexión de cada hombre o mujer que pisa y respira en esta tierra, en la cual los religiosos entienden vivimos por milagros del creador del Génesis, pero que la cosmología lo describe como algún acierto de desacierto y que por eso estamos aquí.
La reflexión viene porque demuestra que no hay torre que no caiga, no hay roca que no ceda, ante la verdad sin fecha de vencimiento, quienes se creen, que lo ha tenido y que lo tendrán todo y sobre todo, que lo harán todo, tienen en el otrora exitoso empresario un espejo, sin una cinta adhesiva que cubra un ápice de su diámetro.
Adriano Román, un ser mal entendido de la sociedad, como escuché decir a una hija suya, en Listín Diario, en 2006, le molesta el ruido y se vale de todo argumento legal de la ley para tratar de irse a su casa a cumplir una condena de 20 años, por haber pagado para matar a su ex esposa Miguelina Llaverías.
Ahora es procesado por haber intentado borrar del mapa de los intrusos al abogado Jordy Veras, defensor de Miguelina, la madrugada del 25 de mayo de 2007, cuando lo condenaron con sus, perros de mando, Dámaso, Engel y Fausto.
En 1978, no te molestó el ruido, el 2 de octubre del 2005, cuando tus braceros acribillaron a Miguelina, no te molestó el ruido y cuando ordenaste a uno de tus abogados, proponerme escribir en tu favor por paga, tampoco te molestó el ruido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario