jueves, 23 de agosto de 2012

General García Cuevas es el nuevo mandamás de la PN en Santiago

Máximo Laureano/Acento.com.do
SANTIAGO, República Dominicana.-El general de brigada Héctor García Cuevas asumió este jueves la jefatura de la Comando Regional Cibao Central de la Policía Nacional, con sede en la ciudad de Santiago.
García Cuevas sustituyó, al general de brigada Francisco Rhomel López, quien se estrenó el rango en Santiago, luego que fuera ascendido en agosto del 2011.
Rhomel López, a su vez, había sustituido al general Juan Ramón De la Cruz Martínez, en septiembre del 2011.
El nuevo comandante de la Policía Nacional llega a Santiago en un momento en que la población percibe una acentuada debilidad en la persecución de los infractores de la ley y se crecen los hechos de robos en centros comerciales y los asaltos y actos de ratería en las calles.
Al evaluar su gestión, algunos sectores han llegado a calificar la gestión del general saliente como una especie de “España Boba”.
En la gestión de Rhomel López, se pusieron de moda los operativos para incautar bocinas, sillas y otros equipos y muebles en negocios de diversión y comidas, sobre todo en los barrios populares de Santiago.
La gestión de Rhomel López, iniciada en septiembre 2011, coincidió con el caso del teniente Fernando de los Santos (La Soga). Ese agente policial conocido por su proclividad a la violencia, presuntamente está prófugo, y desde la última semana de octubre del 2011 y fue declarado en rebeldía por las autoridades policiales y por el Ministerio Público.
La Soga está acusado de haber cobrado para matar a dos personas, entre otros hechos criminales.
En la gestión de Rhomel López, quien llegó a Santiago revestido de un poder político que ostentaba su esposa Thelma Eusebio, en el pasado gobierno de Leonel Fernández, también se produjo una huelga de agentes policiales, del Departamento de Homicidios, porque se oponían al traslado de compañeros.
Este cambio de mando policial en Santiago se registra en medio de un gran movimiento en la sede local de la Policía Nacional.
Por un lado el jefe saliente, Rhomel López, se despedía de los agentes con los cuales había estado cerca de un año, mientras que el general de brigada entrante, se ponía a la orden de sus subalternos “para enfrentar la delincuencia”.
En sus palabras de despedida, el general Rhomel López agradeció a las autoridades por la confianza de haberlo designado en el puesto.
Extendió sus palabras de agradecimientos a su esposa Thelma Eusebio y a los sectores internos y externos que se identificaron con su trabajo.
En tanto que el general entrante, García Cuevas, dijo que viene a Santiago, una de las plazas policiales que describió como de las más importantes, con la intención de hacer el mejor trabajo, para lo cual pidió apoyo de los sectores locales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario