domingo, 25 de noviembre de 2012

¿Y DÓNDE ESTÁ LA AUSTERIDAD SEÑORA GOBERNADORA? (del editorial)

Llama la atención que la gobernadora de Santiago, la exitosa e influyente empresaria “banca-apuestera” y negociadora de vehículos, Aura Toribio, haya hecho una de las actividades más ostentosa del Gobierno en la plaza local, para encender un arbolito navideño. 
Ignoramos que explicación tendrían las autoridades, específicamente, el presidente, Danilo Medina, para este tipo de actos, en momento de crisis, en que los sectores sensatos del país protagonizan protestas justas contra la corrupción e impunidad, de los mandatos de Leonel Fernández.
Danilo Medina ha sido claro con el llamado de austeridad y ha adoptado medidas que esos mismos sectores que protestan hoy han apoyado. 
Sería bueno conocer la opinión del presidente, sobre este gasto incensario, aunque en el desarrollo del pomposo espectáculo, un periodista alineado con la causa oficial, se me acercó para explicarme que “doña Aura” había pedido permiso al jefe de Estado y que además la empresaria tenía apoyo desde el “sector externo”, para este tipo de actividades, en palabras más llanas empresarios y amigos habrían aportado para encender el arbolito de la Gobernación. 
Maridalia Hernández, acompañada del viceministro de Cultura, Jochy Sánchez y el Orfeón de Santiago, fueron las atracciones artísticas del un acto donde no faltó el vino y otras bebidas que estaban a la voz y orden del invitado, al igual que los bocadillos. 
En las explicaciones preliminares de las autoridades han adelantado detalles, sobre la colaboración y desprendimiento de los artistas, que participaron y los presuntos pagos mínimos, los que no podrían verse como aspectos de una actividad suntuosa que deba ser criticada. 
Pero sería bueno que la gobernadora ofrezca los detalles del gasto del este acto, preparado para poner a prueba su capacidad de convocatoria y rose social con la clase política y empresarial de Santiago, si este era el objetivo, lo ha logrado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario