viernes, 11 de enero de 2013

“Llevo varias agresiones.. ¿van a esperar a que me mate? yo vivo sola”

Máximo Laureano/Acento.com.do/justicia.
SANTIAGO, República Dominicana.-Vendió su casa por “chilata” para salvar su vida de un hombre que la agredió física y psicológicamente, y hoy le ruega por la reconciliación alegando que la ama y no puede vivir sin ella.
Temiendo lo peor y sintiéndose desprotegida, Martha Celeste Trujillo clama a las autoridades para que se revise la decisión que dejó en libertad a Camilo Rodríguez Herrera, su ex pareja, a quien describe como un hombre violento al extremo, y presuntamente con un historial de adicción a las drogas.
Martha ha sido golpeada en su rostro y debió someterse a una cirugía de su seno izquierdo, a causa de las palizas que le ha dado Camilo, que jura que la matará.“Yo no quiero arreglarme con él, porque sicológicamente, físicamente acabó con mi vida”
El celo judicial no ha sido suficiente para proteger a Martha de la ira de Camilo, quien fuera por más de cinco de años su pareja y que, tras haberla agredido moral y físicamente en múltiples ocasiones, insiste en recomenzar la relación, propuesta que la mujer, temerosa de ser asesinada o nuevamente golpeada, rechaza de manera decisiva.
Martha no sólo se resiste a la reconciliación, sino que teme por su vida, debido a que aún en medio de un proceso judicial, Rodríguez Herrera la llama por teléfono para amenazarla o para burlarse y humillarla.
Tras decenas de agresiones sufridas y el permanente acoso del hombre con quien en un día se juró amor por toda la vida, la dama ha tenido que cambiar de domicilio en varias ocasiones.
Sin embargo, sus diligencias ante el Ministerio Público han servido de poco, pues no ha logrado la protección. En la ciudad de Salcedo, donde residía, se vio obligada a vender barata la casa que tenía desde hacía 18 años, como medida extrema para salvar su vida.

Un hombre violento que logra evadir la justicia.
El 11 de septiembre del 2012, Milagros Concepción García, fiscal de la Unidad de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales, dictó una orden de arresto contra Camilo Rodríguez Herrera.
Se consumó la detención en la jurisdicción de Moca, provincia Espaillat, pero al imputado sólo se le impuso una multa de RD$ 10, 000.00 y una orden de alejamiento. Una vez libre, Camilo continuó acosando y amenazando a Martha, y no ha acatado la orden de alejamiento.
“Siento miedo por mi vida, naturalmente, porque cada días las agresiones son más fuertes”, manifestó Celeste en conversación con el equipo de Acento.com.do.

“¿Qué hacen en Violencia Doméstica? Me ofrecen protección, perfecto. También estoy bajo tratamiento sicológico. La magistrada Paola, se encontró extraño que Rosa Molina (jueza del caso) haya dejado suelto a un individuo tan peligroso”, expresa.
“Ya yo llevo varias agresiones, ¿entonces van a esperar que me mate?, yo vivo sola, mi familia vive fuera del país…la justicia no está trabajando bien, así no nos están protegiendo”, exclama.
“Yo no quiero arreglarme con él, porque sicológicamente, físicamente acabó con mi vida”, dijo.
Además, afirma, su ex pareja la ha perseguido, en todos los lugares en que ha vivido desde el año 2010.
Martha Celeste, quien es profesional estética personal, se queja de que la jueza Rosa Molina, que tuvo a su cargo el caso, haya dejado libre al hombre que en varias ocasiones ha intentado matarla y que no ha desistido de su propósito.
Con voz que delata el medio y sus ojos copado por las lágrimas, Martha Celeste afirma que es inconcebible el proceso que tuvo que seguir para que las autoridades aprehendieran a su agresor.
Esos afanes incluyeron que, cuando por fin logró que se dictara una orden de arresto contra Camilo, fuera ella misma a entregársela, exponiéndose a ser asesinada, debido a que el Ministerio Público no disponía de un alguacil para esta ciudadana que cumple con las leyes, vota y paga impuestos.
Asimismo, se expuso fingiéndole a su agresor una reconciliación, citándose en un restaurante de Moca, para que las autoridades policiales pudieran cumplir con la orden de detención, ya que habían sido incapaces de dar con su paradero. Agregó este hecho fue usado por la abogada de su ex pareja para alegar que es ella la que busca al hombre.
Martha Celeste teme por su vida y clamar porque el sistema impida que ella se convierta en una más de las mujeres que denuncian a sus agresores, los someten a la justicia, pero luego las autoridades las dejan desprotegidas y el agresor cumple su fatal promesa y las mata.

3 comentarios:

  1. La violencia doméstica físicamente y verbal, por ambas parte es un problema que se vive a diario en diferente parte del Mundo, pero que pocos tienen el valor de decir PARA, NO MAS. Por miedo, por sentimiento a su abusador.. Admiró a la señora Martha por su valentía y a todas esas mujeres que dicen no más abuso...

    ResponderEliminar
  2. La violencia doméstica físicamente y verbal, por ambas parte es un problema que se vive a diario en diferente parte del Mundo, pero que pocos tienen el valor de decir PARA, NO MAS. Por miedo, por sentimiento a su abusador.. Admiró a la señora Martha por su valentía y a todas esas mujeres que dicen no más abuso...

    ResponderEliminar
  3. La violencia doméstica físicamente y verbal, por ambas parte es un problema que se vive a diario en diferente parte del Mundo, pero que pocos tienen el valor de decir PARA, NO MAS. Por miedo, por sentimiento a su abusador.. Admiró a la señora Martha por su valentía y a todas esas mujeres que dicen no más abuso...

    ResponderEliminar