PUBLICIDAD

jueves, 29 de agosto de 2013

ACUSAN SACERDOTE DE CONSTANZA DE ABUSO SEXUAL A VARIAS MENORES DE EDAD

SANTIAGO, República Dominicana.-Representativos de organizaciones comunitarias de Santiago, encabezadas por la Coordinadora de Mujeres del Cibao (CMC), denunciaron este miércoles que varias adolescentes de Constanza han sido violadas sexualmente por el  párroco de la iglesia Cátedra de San Pedro, Juan Manuel de Jesús Mota (Padre Johnny).

Tras hacer la denuncia los grupos sociales,  cuyos representantes aseguraron haber conversado con algunas de las menores estupradas, exigieron al Ministerio Público una investigación que lleve el caso a la justicia para que sea debidamente aclarado.
Según las denuncias, el caso es de conocimiento del Ministerio Público en Constanza y del fiscal de esa demarcación Fernando Quezada, además de otras autoridades superiores, quienes habrían encargado una investigación  a cuatro personas, sin que hasta la fecha se conozca resultados.
Alegaron que en Constanza el caso se ha mantenido en silencio, a pesar de haber sido remitido a la Procuradora de la Mujer, Roxanna Reyes.
Según los datos presentados este miércoles, 28 de agosto del 2013, por los periodistas Josué Martínez y Nereyda Féliz, junto a la vocera de la Coordinadora de Mujeres del Cibao, Raquel Rivera,  en Constanza se han reunido testimonios de jóvenes que presuntamente fueron violadas por el cura.
En Santiago, el Núcleo de Apoyo a la Mujer (NAM), La Coordinadora de Mujeres del Cibao (CMC), el Movimiento Hermanas Mirabal, Fundación Mujer Iglesia, Casa Abierta, han dado seguimiento a la denuncia.
Sostuvieron que los hechos narrados por las presuntas víctimas comprometen al padre Padre Johnny.
Afirmaron que el padre Johnny ha sido señalado por las adolescentes como responsable de aprovecharse de la confianza de las familias de las niñas adolescentes que formaban parte del coro de la iglesia para involucrar a las menores en orgías y otros hechos delictivos.
Explicaron que el cura tiene 12 años en Constanza, razón por la cual las familias le han confiado a sus niños y niñas en las actividades eclesiales.
El Padre Johnny, oriundo del municipio de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez, logró ganarse el apoyo popular involucrándose en las actividades de la comunidad.
Según los denunciantes, amparándose en la confianza de la comunidad, el sacerdote se aprovechaba de las menores en supuestos viajes de paseo que hacía fuera de Constanza, situación que aprovechaba para violar a las niñas.
El “Padre Johnny”, según las y los denunciantes abusó de su autoridad y de su investidura en detrimento de las menores, en franca violación a su deber y en un atentado contra las buenas costumbres y la moral de la comunidad.

1 comentario:

  1. !Qué extraño que justo después de 11 largos y fructíferos años de ministerio sacerdotal quieran aparecer "testimonios" de victimas de abuso sexual de parte del P. Jhonny. Más lamentable aún que tantas familias que han sido beneficiadas de una u otra forma por el sacerdote, recibiendo incluso viviendas cuando las suyas se les estaban cayendo encima y no tenían donde vivir, aparezcan ahora comentando atrocidades. Los viajes con jóvenes en los cuales participaba el sacerdote fueron siempre supervisados por madres y otros adultos que asistían a los mismos. Sugiero a las autoridades que no se apasionen con estos casos. Sean objetivos, pues hoy en día estamos viviendo la época en que los padres venden a sus hijas por centavos, y en muchos casos, muchachas que se hacen pasar por vírgenes en sus casas hace tiempo que están teniendo sexo y los padres las negocian como si fueran reses para conseguir "Chelitos". Apliquen la justicia, pero no antes de que todo se compruebe. Y espero que también sean conscientes de que muchas adolescentes se "ofrecen" como mercancía o mujeres de la mala vida y cuando son rechazadas buscan la forma de vengarse. Ya la presunta inocencia de niñas no existe, porque hasta en el cuerpo más vulnerable existe una mente malvada y pervertida, tanto por la irresponsabilidad familiar como por la influencia dañina de las redes sociales cuando son mal utilizadas.

    ResponderEliminar