jueves, 12 de diciembre de 2013

Moradores de urbanización irán a la justicia a defender sus derechos

Pedro Sosa, vocero junta de vecinos, Las Dianas.
SANTIAGO, República Dominicana.- Activistas de la junta de vecinos de la urbanización Las Dianas, en Santiago, advirtieron que irán a los tribunales para defender sus derechos como ciudadanos, que según denunciaron han sido violados por las autoridades municipales al alentar construcciones ilegales en perjuicio de 64 familias.
El colectivo de las familias afectadas sostiene que no permitirá que se le imponga una construcción "ilegal" en su entorno, en violación a sus derechos municipales.
Los ciudadanos y ciudadanas se quejan de que las autoridades locales han sido los primeros en  violar las normas  urbanas, al aprobar que se levante   en  la urbanización  un edificio de cuatro pisos, cuando lo permitido son dos pisos.
Los residentes de Las  Dianas se quejaron de la situación y culparon  al  encargado de Planeamiento Urbano de la Alcaldía de Santiago, ingeniero Benjamín Gil, de facilitar  los permisos para que se levante una obra con supuestas 20 fallas en sus planos.
Alegan que la empresa responsable de la construcción logró que se modificaran los planos originales de la obra para  alcanzar la aprobación de las autoridades.
Los moradores de Las Dianas alegan que han puesto el problema en conocimiento de las autoridades del ayuntamiento local y los técnicos del ministerio de Obras Públicas, esta última institución representada en la zona por el ingeniero Porfirio Brito, pero que ningún funcionario ha movido un dedo para parar la construcción de la compañía identificada como Iturbides Saldívar.
Pedro Sosa, Carlos Tejada, de la junta de vecinos alegan que resulta contraproducente que en un área  próxima  a sus respectivas residencias se impidiera hace  dos meses que se construyeran edificios de más de dos niveles y que ahora se apruebe.
Se han hecho los sordos, pero nosotros los propietarios, la junta de  vecinos y cada miembros de esta urbanización vamos a llevar esto hasta las última consecuencias, porque ninguno de estos funcionarios que no ha querido actuar en este caso está por encima de la ley”, manifestó Pedro Sosa, vocero de colectivo de 64 familia que habitan el residencial Las Dianas.
En conversación con reporteros de Acento.com.do,  los activistas comunitario manifestaron que en primera instancia  han recurrido a los métodos de demostrar los planos originales han sido falseados y que las construcción no cumple con los requisito de ley, pero que de no haber una repuesta de las autoridades acudirán con la documentación  que tienen a los tribunales, para procurar una solución definitiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario