martes, 18 de febrero de 2014

Regidores Santiago deciden no cancelar contrato por “súplicas” de un empresario

SANTIAGO, República Dominicana.-En cada rincón de Santiago, por apartado que sea, no escapa a los cúmulos de basura y la contaminación, pero esta situación que no ha tenido una solución en 15 años, no les ha importado a los regidores de Santiago, quienes  han preferido salvaguardar sus intereses por encima de la limpieza urbana.
Es por esta razón, que la mayoría de los ediles locales, abortaron la sesión extraordinaria del de jueves 13 febrero del 2014, porque se conocería una propuesta para rescindir los contratos Urbaser y EMSEMSA, empresas contratadas por el alcalde Gilberto Serulle, de manera administrativa, para el aseo urbano.

Los regidores que proponen  rescindir los acuerdos, entre ellos, el representante del Partido Acción Liberal (PAL) Domingo Ureña y el presidente del Concejo, Rafael Cruz, del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), se basan en que las empresas no han cumplido con  las responsabilidades contraídas en los acuerdos, situación que motivó en primera instancia una suspensión de las autoridades municipales a mediado de enero del  2014.
Aunque Santiago se ahoga en basura y se denuncia a diario el alto nivel de contaminación y el peligro de la salud por los cúmulos de basura, la mayoría de los regidores priorizó las súplicas de uno de los responsables de las empresas suspendidas y decidieron no discutir sobre los contratos, para favorecer a los inversionistas, a pesar de que estos no han cumplido lo pactado.
Según reportes a los cuales Acento.com.do, tuvo acceso regidores que habrían alentado que urge rescindir los contratos de las empresas Urbaser y ESEMSA, porque no han cumplido con el compromiso asumido con la Alcaldía,  se habrían dejado convencer por el propietario de una de estas empresas, quien presuntamente alegó, que si le quitan este negocio se arruina.
Fuentes reportaron que los regidores se negaron a conocer el tema, porque dieron prioridad a los ruegos del empresario, con quien se presume algunos de los funcionarios tienen compromisos.
Ante la propuesta de discusión para rescindir el contrato, el empresario que representa las empresas  contratadas por el alcalde,   pidió un plazo de al menos 15 días, para  resolver su situación.
Los representativos de la Urbaser y ESEMSA,  encaran también protestas de empleados que desde hace varios meses reclaman pagos atrasados, situación que el empresario responsables de Urbaser ESEMSA, habría usado como excusa para que los regidores les hagan caso a sus ruegos.
Según explicó Domingo Ureña, los ediles se reunieron en sesión extraordinaria para conocer  de urgencia todo lo relativo a las negociaciones de las empresas Urbaser y ESEMSA,  ambas empresas suspendidas por el alcalde Gilberto Serulle, por incumplimiento.
“Fuimos convocados a una sesión extraordinaria, para conocer dos puntos, primero rescindir los contratos y lo concerniente a ESEMSA y Urbaser que cambiaron de nombres de forma irregular”, dijo el regidor del PAL, quien agregó que no se pudo  concretar el llamado a finiquitar los acuerdos, como se había planteado, porque la mayoría de los ediles, consensuaron  para que se le diera una tregua al empresario que “pegó el grito al cielo”, alegando que su situación económica es precaria.
Historia reciente del problema.
Quince años han pasado desde que las autoridades locales contrataron empresas privadas para la recogida, traslado y depósito de la basura, el intento de que Santiago tenga un sistema eficiente, ha fallado por completo.
Los santiagueros han visto desfilar cuatro empresas privadas para la recogida de basura en la ciudad y ninguna ha resuelto el problema de los desechos en los espacios públicos. También fracasó una inversión de  RD$ 200 millones, en la compra de camiones del sistema que se conoce, en el país, como OMB, el cual consiste en recoger los desperdicios y lavar los contenedores.
En la gestión que antecedió a Gilberto Serulle,  el reformista,  José Enrique Sued Sem,  estrenó  siete camiones OMB,  en 2009, pero este fracasó. Silvestre Aquino, encargado de Limpieza de Sued, atribuye la debacle, a falta de mantenimiento de los camiones y  seguimiento de una política adecuada.
En todas las administraciones que se han sucedido en estos 15 años, cuando el problema se torna crítico y llueven las quejas de los ciudadanos, los alcaldes han recurrido a “operativos especiales”, a los cuales incorporan personal temporero y parte del fijo, estas alternativas tampoco han resuelto el problema que en la actualidad  se ha desbordado, al punto que las autoridades locales han  buscado como alternativa al alquiler irregular de camiones, según ha denunciado el regidor Domingo Ureña. Según datos ofrecidos por Ureña, Serulle ha contratado, siete camiones para paliar la situación de la basura.
Los  negocios.
Empresa de Servicios Municipales S.A., (ESEMSA), fue la primera compañía privada contratada en 1999 para la recogida de basura en Santiago, bajo la firma de Héctor Grullón Moronta (1998-2002), del Partido Revolucionario Dominicano (PRD, sus primeros años fueron de resultados positivos, tras un caos dejado por su antecesor José Enrique Sued en su primera gestión (1994-1998).
En enero del 2000 comenzó sus operaciones, Urbaser Dominicana, también contratada por el alcalde perredeista.
Esta empresa de inversionistas extranjeros, específicamente españoles, adquirió la parte contratada por ESEMSA.
Ambas empresas estuvieron vigentes hasta noviembre del 2010,  esto dio pasó  nuevas contrataciones, calificadas como irregulares, debido a que se hicieron por vía administrativa, sin discusión en el Concejo de Regidores.
Serulle también otorgó de manera personal un contrato a un cercano suyo, identificado como Juan Pérez, se trata del negocio de Urbaluz, aprobado por los regidores el 10 de junio del 2011.
Empresa fantasma.
Sued contrató la empresa Servicio Urbano Interurbanos S.A., (Suiza). Pocas veces o nunca se vio un camión de esta empresa con identificación en las calles, y sin embargo cobraba RD$ 600.00, por cada tonelada de basura recogida.
Cálculos de la gestión del acalde reformista establecen que al depósito de Rafey llegaba un promedio de 24 mil toneladas de basura cada mes. La empresa Suiza, cuya propiedad se atribuía a funcionarios allegados al alcalde Sued, dejó de operar antes de finalizar su última gestión en 2006-2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario