viernes, 16 de mayo de 2014

Matón que intentó asesinar a Jordi Veras “agradece a Dios” que falló en su encomienda

Carela Castro, en su confesión en el tribunal.


SANTIAGO, República Dominicana.- Bastó con que Francisco Alberto Carela Castro, uno de los siete acusados del intento de asesinato contra el abogado Jordi Veras Rodríguez, revelara cuánto cobró para matar al hijo del destacado jurista Negro Veras, para que la atención se pusiera en este recluso.
Tras afirmar que recibiría 1 millón 500, 000 pesos, de los cuales habría recibido 200 mil para montar la logística del crimen y que él se habría encargado de contactar a sus compañeros, Carela Castro aprovechó su comparecencia ante el tribunal para pedir perdón a la sociedad de Santiago, a Negro Veras y a la víctima Jordi Veras Rodríguez.
El acusado dijo que tras el proceso agradece a Dios que no se consumó el hecho y adelantó que por primera vez en mucho tiempo podría dormir tranquilo, luego de hacer la confesión antes los jueces del Primer Tribunal Colegiado de Santiago, integrado los jueces, Anneli Torres, Sergio Furcal y José De Asís Burgos.


Carela Castro admitió que el grupo fue reclutado por él para matar a Veras Rodríguez. El ataque a tiros se produjo el 2 de junio del 2010, cuando el profesional del derecho llegaba a la sede del canal 25, cerca de la 7:00 de la mañana, en la calle 16 de agosto, en Santiago.
Veras Rodríguez llegaba en su vehículo para participar en un programa de televisión, cuando fue atacado a tiros, siendo impactado con dos balazos en cara.
Tras pedir perdón por los daños causados a Jordi Veras Rodríguez y su familia, dijo que fue contratado por Adriano Román Román.
El empresario Román Román, quien fue condena a 20 años de prisión la media noche del 25 de mayo del 2007, tras comprobarse que pagó para que mataran a su ex esposa, Miguelina Llaverías, hecho ocurrido el 05 de octubre del 2005, en Santiago de los Caballeros.
Junto a Román Román también corrieron con la misma pena Engel Carela Castro, ideologo de la trama, Fausto Ary Pérez, chofer de carro usado, desde el cual se produjeron los disparos. La persona que disparó fue Dámaso Nova Peralta, y fue condenado a la pena máxima de 30 años.
Habló Jordi
En el tribunal también habló el abogado Veras Rodríguez, quien al narrar a los jueces del Primer Tribunal Colegiado el episodio que vivió, no pudo contener el llanto, sentimiento que llegó hasta su padre Negro Veras. El jurista debió salir de la sala de audiencia invadido por las lágrimas, tras escuchar el testimonio de su hijo y ver las expresiones y explicaciones de la situación que han vivido, desde hace casi cuatro años.
El proceso judicial contra los acusados de disparar contra el abogado Veras Rodríguez, y los responsables de la trama, ha sido uno de los casos más incidentados de tiempos recientes, en la sede judicial de Santiago, con más de 30 reenvíos por chicanas de los abogados y de los imputados, así como del Ministerio Público.
En el grupo de implicados, además de Adriano Román, están Franklin Reynoso Moronta, Francisco Carela Castro, Engels Carela Castro, Roberto Zabala, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferreras del Castillo. Tras varias horas en audiencia, este jueves 15 de mayo del 2014, los jueces aplazaron el caso, para este viernes 16 de mayo del 2014, el juicio se inicia a las 9:00 de la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario