miércoles, 11 de junio de 2014

“Yo le pago Adriano para que me reponga mi visión”, proclama Jordi en el tribunal

Por Máximo Laureano. 11 de junio de 2014 - 12:00 pm - Deja tus comentarios
“Este grupo que ha defendido a los imputados, en lugar de defenderlos desde el punto de vista técnico, vinieron a justificar el intento de asesinato, contra mi hijo, por tanto no son más que la basura de la sociedad”, afirmó Negros Veras
SANTIAGO, República Dominicana.-“Eso que ustedes ven en mi ojo derecho, es una prótesis, yo no tengo ojo”, este pronunciamiento conmovió a los presentes en la sala de audiencias del Primer Tribunal Colegiado de Santiago, cuando el reloj marcaba las 10:00 de la noche del martes 10 de junio del 2014.
Era la voz del abogado Jordi Veras, en su argumentación final, al cierre del juicio en contra de los siete hombres que según las pruebas presentadas por el Ministerio Público cobrarían RD$ 1, 500, 000.00, para matarlo, por encargo del empresario Adriano Román Román, quien está preso por otro intento de asesinato contra su ex esposa Miguelina Llaverías.
En tono enérgico, Veras no titubeó para reafirmar que está convencido de que Adriano Rafael Román Román acordó con los demás hombres quitarle la vida, en represalia por su labor de abogado representante de Miguelina Llaverías. En ese juicio el empresario fue condenado a 20 años de prisión, el 25 de mayo del 2007.
Jordi Veras dijo que no pagaría para que mataran a nadie, “ni siquiera a Adriano Román”
“Yo le pago Adriano para que me reponga mi visión”, exclamó el abogado, quien fue atacado a tiros el 02 de junio del 2010 en la puerta del local de Telemedios Dominicana, canal 25, ubicado en la calle 16 de Agosto, en el Centro Histórico de Santiago,  a donde Veras llegaba para su participación habitual en el programa “Mañana Boreal”, a las 6: 30 de la mañana.
Tras hacer relación de lo acontecido hace cuatro años, de su padecimiento físico y de los traumas por los cuales que han pasado sus  familiares, en primer orden su padre,  el reconocido jurista Ramón Antonio Veras (Negros), quien ha asistido a cada una de las audiencias, Jordi, concluyó en que  no busca venganza, sino  justicia.
En sus reflexiones finales el abogado  respondió a los defensores de los acusados, es especial al  representante de Adriano Román, el abogado Rodolfo Valentín, que se había quejado por la  presencia masiva de periodistas y reporteros gráficos en la sala.
Tras la observación del abogado Rodolfo Valentín,  de que los medios de comunicación, favorecieron en toda su dimensión las informaciones en contra de los acusados, Jordi Verás dijo que no buscó a los periodistas,  como tampoco, buscó que lo persiguieran en su lugar de trabajo, donde  le dispararon.
“Este grupo que ha defendido a los imputados, en lugar de defenderlos desde el punto de vista técnico, vinieron a justificar el intento de asesinato, contra mi hijo, por tanto no son más que la basura de la sociedad”,  afirmó Negros Veras, padre de Jordi Veras.
“Yo estoy vivo por un milagro de Dios”, expresó,  Jordi, ante una sala llena de ciudadanos. La mayoría asistió en el último día de los debates del juicio para expresar su solidaridad con la familia Veras Rodríguez. Otros estaban del lado de los acusados.
En los últimos debates, con excepción de este martes, fue notoria la presencia del Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, y de otros funcionarios,  acción que también fue censurada por los defensores de los acusados.
“Yo no pido aquí que se me tenga lástima, yo estoy aquí parado, duré años sin trabajar  y tuve ir más de 15 veces a los Estados Unidos, para recuperarme”,  expresó el abogado Jordi Veras,  tras afirmar que no le desea a nadie lo que a él le sucedió. Dijo que no pagaría para que mataran a nadie, “ni siquiera a Adriano Román”.
Agregó que tampoco desea el trauma que ha vivido a Candy Caminero Rodríguez, acusado de apretar el dispositivo del arma con la cual  intentaron matarlo.  Además de Adriano Román, los demás acusados de la tentativa de asesinatos contra Jordi Veras son: Franklin Reynoso Moronta, preso en la Cárcel Modelo de Rafey desde el 2003, por otros crímenes; Francisco Carela Castro, Engels Carela Castro, Roberto Zabala, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferreras del Castillo.
Decisión del tribunal
Este martes 10 de junio del 2014 fue un día histórico para la justicia local, según expresaron algunos entendidos del derecho. Otros observadores pasaron horas corridas en los pasillos  del Palacio de Justicia, donde trataba de pronosticar el  final de proceso.
Tras más de 12 horas en audiencia, con algunas pausas que no excedieron de los 15 minutos, Los jueces del Primer Tribunal Colegiado del distrito judicial de de Santiago, Anneli Torres, Sergio Furcal y José De Asís Burgos, dieron por concluidos los debates  en el juicio contra  los siete acusados de intentar asesinar al abogado Jordi Veras Rodríguez y se reservaron el fallo para el próximo martes 17 de junio. Será  a las 9:00 de  la mañana cuando se conozca  la decisión del tribunal.
Los  jueces escucharon los debates de todas las partes y concluyeron en que  tienen las herramientas necesarias para tener una valoración, pero se acogieron a lo establecido en el artículo 370, numeral 4 del Código Procesal Penal, en relación al plazo para la deliberación del caso.
Confesiones
En sus comparecencias finales, cinco de los siete  acusados se declararon inocentes y clamaron por justicia.  Francisco Alberto Carela Casto reiteró su participación en los hechos, en los cuales habrían estado involucrados los demás hombres, presuntamente contratados por Adriano Román. Sin embargo, los testimonios de Francisco Alberto excluyen a su hermano Engels Carela Castro.
El detective y abogado Engels Carela Castro está condenado a 20 años de prisión por el intento de asesinato de Miguelina Llaverías, el 02 de octubre del 2005. Por ese mismo caso  está condenado a una pena similar Fausto Ary Pérez, mientras que Dámaso Nova Peralta carga con la pena máxima de 30 años, por disparar a Llaverías, ex esposa de Adriano Román, por encargo de éste último.
En este último día de los debates, el empresario Adriano Román, acusado de ofrecer un millón 500, 000 pesos para que mataran a Jordi Veras, no quiso hablar.
Informaciones relacionadas

No hay comentarios:

Publicar un comentario