lunes, 16 de noviembre de 2015

Abel y Monchy se adueñaron de la fiesta de Julio César (crónica de la proclamación + fotos)

Por Máximo Laureano. 
Ruido, bebidas, comidas y una muchachada que aún no vota.
Monchy Rodríguez, Fernando Rosa y Rubby Martínez, en la proclamación de  Julio César Valentín.
SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.-El senador por la provincia Santiago, Julio César Valentín, fue proclamado para intentar la reelección en los comicios del año 2016 en la boleta del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Pero este mitin, que debió servir de escenario para el notable dirigente miembro del Comité Político del PLD, fue capitalizado por Abel Martínez, presidente de la Cámara de Diputados, y Ramón Rodríguez (Monchy), administrador de los Comedores Económicos, que aspiran a la candidatura para la alcaldía de la ciudad de Santiago de los Caballeros por la organización oficialista.
El bullicio de las promociones políticas, la música, la muchachada y los tragos, matizaron el acto de proclamación del senador Julio César Valentín, quien aspira a la reelección.
Fue un acto masivo celebrado en la calle Restauración, del barrio La Joya. Miles de personas fueron trasladadas en guaguas y otros vehículos desde todos los puntos de la provincia de Santiago.
Los participantes se atestaron en un espacio que resultó pequeño para este tipo de reunión masiva. La idea era proyectar fortaleza, y no podían arriesgarse.
En este escenario -comprendido entre las calles Capotillo, Ulises Francisco Espaillat, Anselmo Copello y Pimentel- se desarrolló el acto de proclamación, con un montaje que conllevó toda una semana de tormentos para los moradores del sector, quienes se quejaron del ruido sin tregua y sin control proveniente de las promociones de los precandidatos y candidatos.
Aunque el acto se anunció para iniciar a las 4:00 de la tarde de este domingo, la militancia del partido oficialista copó las calles de La Joya desde las primeras horas de la mañana. Como si se tratara de una larga faena de trabajo, las brigadas de ayudantes iban y venían con agua, comida, sus frías y sus potes para los propagandistas. Todo por cortesía de los aspirantes a cargos electivos que quieren mantener contentos a los “compañeritos” de la base.
Llegó el mandatario
El presidente de la     República, Danilo Medina saluda a la militancia del PLD, atestada en el mitin.
A las 4:55 minutos de la tarde llegó el presidente Danilo Medina Sánchez, quien de inmediato fue ovacionado por los partidarios de la reelección. Tan pronto el gobernante se hizo presente empezaron los saludos y abrazos con los seguidores de mayor confianza. Todo observado por los más fieles compañeros de la base que “hicieron yuca” para quedar cerca de la tarima ubicada en la calle Restauración, entre Anselmo Copello y Pimentel.
Abel mostró mejores dotes de histrión. Cuando lo ovacionaron se dirigió sus miradas, sonrisas y saludos a sus seguidores más conocidos y populares. Luego, dio un giro para mirar al presidente Danilo Medina, con quien se confundió en un abrazo, como si quisiera despejar dudas y restar importancia a los comentarios sobre sus relaciones con el actual gobernante y líder del PLD. Esta acción levantó los ánimos de los abelistas, que nuevamente lo ovacionaron y opacaron por completo a los a los monchistas
Una vez completada la tanda de saludos, protocolos y menciones de dirigentes locales notables -incluso algunos de los “sublevados de Leonel”, como José Izquierdo, Hámlet Otañez Tejada y Raúl Martínez- empezaron los discursos.
Ramón Ventura Camejo se despachó en su discurso con un largo recorrido por la historia del PLD, que abarcó la elección de los dos primeros diputados peledeístas de Santiago, en 1982, que fueron el propio actual ministro de Administración Pública y ministro Interior y Policía, José Ramón Fadul (Monchy).
Tras elogiar las condiciones del senador y candidato Julio César Valentín, Ventura Camejo presentó al diputado Jovanny Tejada, presidente municipal del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), quien se destapó con una retahíla de elogios para el gobierno de Danilo Medina. El dirigente del PRD, ahora aliado al PLD, dijo que era perentorio cerrar el camino a sectores políticos que sólo promueven el odio y la desesperanza. Advirtió que de llegar al poder “esta gente”, a las que no identificó, el país se encaminaría hacia el desorden administrativo.
El turno del senador
El senador y candidato proclamado, Julio César Valentín,
El senador y candidato reeleccionista Julio César Valentín dedicó la mayor parte de su discurso a elogiar al gobierno de Danilo Medina por la construcción de obras de infraestructura en la provincia de Santiago. Citó la avenida Circunvalación Norte y el proyecto en proceso del Parque Central y el elevado de la entrada del sector de Monte Rico.
Abel y Monchy opacan proclamación
Aunque la campaña del senador Valentín se encargó de montar propaganda en vallas y a través de otros medios, la intensa rivalidad de los precandidatos a la Alcaldía, por Santiago de los Caballeros, Ramón María Rodríguez Flores (Monchy el rezador) y Abel Atahualpa Martínez Durán (Rubby-el Dandy), concentró la mayor atención del mitin político.
Ambos, interesados en la nominación en la boleta morada para buscar la sindicatura local, desataron desde inicio de semana una competencia sin desmayo para demostrar su fortaleza política en el acto oficialista de proclamación de Julio César Valentín.
Lo rudo de la contienda interna del PLD por la candidatura a la alcaldía no es para menos. Hace 25 años que el PLD no ve a Linda en el ayuntamiento local.
Desde el martes 10 de noviembre del 2015, se activaron los equipos de Monchy y Abel. Y en medio de las quejas, los vecinos se preguntaban si los activistas de estos precandidatos querían demostrar quién producía más ruido, con sus potentes equipos de sonido, y ensuciaba más los espacios públicos con cientos de afiches colocados pegados en árboles y paredes, postes de electricidad. Todo esto además del reparto de afiches, gorras y camisetas alusivas a sus respectivas campañas.
Este programa se intensificó el domingo 15 de noviembre del 2015. Se sumaron las dádivas de los precandidatos y se unió la muchachada que consumía bebidas alcohólicas mientras se contorneaba al ritmo del dembow, el merengue, la bachata y el reguetón. El equipo de Acento.com.do observó que entre cerveza y ron, algunos jóvenes fumaban la hookah.
También se observó a niños entre 7 y 10 años de edad con gorras y camisetas de precandidatos. Algunos adultos llegaron al extremo de pegar afiches en la ropa de los menores.
A medida que se acercaba la hora del comienzo del mitin, los grupos de Monchy y de Abel se disputaban los mejores lugares encima y alrededor de la tarima. La idea era vitorear a sus líderes y hacerse observar por el presidente Danilo Medina.
La zurrapita

Previo al inicio oficial del acto algo molestó al presidente al precandidato Abel Martínez. El Ruby lució incómodo al subir al escenario principal.
Todo porque no se le permitió ocupar una determinada posición en la tarima. Abel se enojó porque se le quería poner en un lugar que no estaba a su “altura política”.
“Monchy quería estar más próximo al presidente Danilo Medina que su rival (Abel) y esto creó una fricción en la tarima” dijo un testigo de los hechos.
Sin embargo, como político sabichoso, el diputado aprovechó cada brecha para sobresalir y buscar cámara delante del presidente Medina. Abel Martínez se gozó en grande los vítores de sus parciales.
Cuando le tocó el turno a Monchy Rodríguez, su gente lo ovacionó a todo pulmón. Pero a decir verdad, los monchistas se quedaron cortos ante los abelistas.
De igual manera, Abel mostró mejores dotes de histrión. Cuando lo ovacionaron se dirigió sus miradas, sonrisas y saludos a sus seguidores más conocidos y populares. Luego, dio un giro para mirar al presidente Danilo Medina, con quien se confundió en un abrazo, como si quisiera despejar dudas y restar importancia a los comentarios sobre sus relaciones con el actual gobernante y líder del PLD. Esta acción levantó los ánimos de los abelistas, que nuevamente lo ovacionaron y opacaron por completo a los a los monchistas.
Esta actuación de Abel no pudo ser emulada por Monchy, porque estaba muy distante del jefe de Estado. Ambos precandidatos estuvieron sentados a la derecha y la izquierda de Fernando Rosa, quien ahora apoya Monchy Rodríguez luego de declinar sus aspiraciones.
Las votaciones primarias para elegir al candidato a la Alcaldía de Santiago están pautadas para el 13 de diciembre del 2015.
Julián en dos proclamaciones
Julián Serulle, con camisa  color blanco y lentes en el público.
En la proclamación de Julio César Valentín participó (¿en calidad de invitado especial?) el abogado Julián Serulle, quien fuera un notable dirigente del PLD en Santiago hasta su separación de ese partido antes de las elecciones del año 2012.
Esta es la segunda ocasión en que Julián Serulle asiste a un acto político público en Santiago, en menos de un mes.
El 18 de octubre del 2015 estuvo en el acto de proclamación de su hermano Gilberto Serulle, del PRD, en el Club Sameji de Santiago de los Caballeros.
En el acto de su hermano, Julián Serulle fue mencionado. Por el contrario, en el acto de este domingo, de Julio César Valentín, los peledeístas no le hicieron el honor de mencionarlo entre los invitados especiales ni entre las figuras notables que hicieron acto de presencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario