lunes, 1 de febrero de 2016

“A su hijo Luis, como que le va a gustar la política” (crónica)

“Esta alianza es para propinarle una derrota contundente a la corrupción a la impunidad, la inseguridad ciudadana, permitida por el presidente y candidato Danilo Medina”, afirmó Abinader.
Foto: MLaureano/Acento.com.do/Luis Abinader resaltó este domingo la importancia de contar con el apoyo del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), entidad que lo proclamó como su candidato presidencial, como parte de una coalición que lidera el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y que está formado por el Frente Amplio, el Partido Humanista Dominicano (PHD), entre otros
SANTIAGO, República Dominicana.-“A su hijo Luis, como que le va a gustar la política”.
Con esa expresión atribuida al líder histórico de los reformistas, Joaquín Balaguer, el empresario y economista Luis Abinader resaltó este domingo la importancia de contar con el apoyo del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), entidad que lo proclamó como su candidato presidencial, como parte de una coalición que lidera el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y que está formado por el Frente Amplio, el Partido Humanista Dominicano (PHD), entre otros.

“En una ocasión fui con mi padre (José Rafael Abinader) a visitar al doctor Joaquín Balaguer. Y recuerdo que Balaguer le dijo a mi padre: A su hijo Luis, como que le va a gustar la política. Lo que él no se imaginó, es que años después, yo sería el candidato presidencial de su partido”, narró Luis Abinader ante la multitud que abarrotó el complejo deportivo Arena del Cibao.
Los reformistas habían generado muchas expectativas en torno al acto de proclamación de la candidatura presidencial de Luis Abinader.
Esas expectativas se cumplieron cuando la Arena del Cibao se llenó por completo este domingo 31 de enero.
Fue un mitin lleno de colorido, música, discursos y consignas.
El Trío Mi Amorch puso la chispa de humor con sus parodias de orientación política. Sacaron risas a los presentes caricaturizando a los oficialistas Danilo Medina, Leonel Fernández y otros notables líderes del PLD, al unísono con la proyección positiva de la imagen de Luis Abinader.
Ante la presencia del candidato presidencial la multitud comenzó a corear: “¡Abinader, Abinader!”
Quiero verte en tubi” y otros temas del grupo hacían menos angustiante la espera de los reformistas y perremeístas que desde temprano ocupaban los asientos de la Arena del Cibao, aguardando por el gran acto programado para las 10 de la mañana.
Autobuses repletos de personas llegaban desde todas partes del país, mientras en las zonas de estacionamiento los “sobrevivientes del sistema” repartían papelitos con la tarifica que cobrarían por “cuidar” los vehículos.
Además de los “parqueadores” y “pica-pica”, pululaban los vendedores de todo tipo de comestibles, agua y jugos, porque a diferencias de otras actividades políticas no pagó “dieta” para los asistentes.
A uno de los presentes se le escuchó expresar: “Aquí no dan ni agua”.
El tiempo avanzaba y las banderas “coloradas” y blancas ondeaban al compás de una promoción reformista, mientras el reconocido maestro de ceremonia del PRSC, Yoryi Rodríguez anunciaba una y otra vez que el acto estaba por comenzar, y apelaba a l paciencia de los asistentes.
Asamblea
A las 10:55 de la mañana llegó la dirigencia del Partido Reformista y a las 12:07 empezaron los trabajos de la Asamblea, con la presencia de 2, 015, delegados de una matrícula de 2, 584, equivalente a un 78. 3 %, según especificó Ramón Rogelio Genao, secretario general de PRSC.
Siguió una larga lectura de nombres de los candidatos proclamados en todo el país, en más de una ocasión Rogelio Genao, cansado por la lista que parecía interminable, cortaba palabras y pronunciaba de manera que no se le podía entender. Todo a prisa, pues el presidente del PRSC, Federico Antún Batlle, le había advertido que tenían invitados y que por tanto había que acelerar el acto.
Segundo acto
Cerrada la Asamblea, minutos después de la 1:00 de la tarde, Antún Batlle sugiere a Yoryi Rodríguez que el acto debe ser “picaíto” y este anuncia la entrada de la familia Abinader Corona a la 1:05 de la tarde a la tarima principal. La familia estuvo encabezada por el patriarca José Rafael Abinader. También entraba la dirigencia nacional del PRM, con Jesús Vásquez, presidente en funciones y ex senador por la provincia María Trinidad Sánchez.
“Llegó papá”
A la 1:07 se produjo la entrada del ex presidente Hipólito Mejía, al coro de “Llegó Papá”, de reformistas y perremeístas. Algunos exhibieron vallas, en las que se promovía al ex jefe de Estado para la candidatura a senador por Santiago.
“Llegó Papá, mi senador”, se leía en los carteles, llevados por activistas del Partido Revolucionario Moderno (PRM).
La candidatura a senador por Santiago es una de la plaza que la dirigencia del PRSC ha reservado para su principal aliado.
“Hemos dejado esta plaza al PRM, para que ponga uno de los mejores soldados en Santiago”, dijo Federico Antún Batlle al momento de tocar el tema de las alianzas.
Tras varios minutos de ovación al ex presidente Mejía, llegó al escenario Luis Abinader, quien más tarde sería proclamado, candidato presidencial del PRSC. Ante la presencia del candidato presidencial la multitud comenzó a corear: “¡Abinader, Abinader!”.
Discursos
Y por fin…empezaron los discursos. Después de la 1:12 minutos de la tarde, tras la juramentación hecha por Antún Batlle, Luis Abinader habló. Como era de esperarse, concentró gran parte de su discurso en las críticas al gobierno del presidente Danilo Medina y el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
“Estamos conscientes de la gran responsabilidad que esta asamblea ha puesto sobre nuestros hombros”, dijo Luis Abinader.
Abinader alentó a los reformistas a concentrarse en trabajar para crear un gran frente que gane las elecciones del 15 de mayo del 2016, para que se libre al país “de la corrupción y la impunidad, sellos indudables de los gobiernos PLD”.
Dijo que el presidente y candidato de la reelección “se ha ponchado dos veces” en sus últimas declaraciones públicas, al decir que la corrupción era un fenómeno de todos los países y que él tenía sus manos limpias; y cuando afirmó que su gobierno es el más honesto de la historia de la República Dominicana.
“Valoramos en toda su dimensión, la disposición y, sobre todo, la valentía que ha puesto de manifiesto el Partido Reformista en esta crucial decisión de romper su alianza con el PLD”, señaló.
“Esta alianza es para propinarle una derrota contundente a la corrupción a la impunidad, la inseguridad ciudadana, permitida por el presidente y candidato Danilo Medina”, afirmó Abinader.
Antes de Abinader había hablado el presidente del PRSC, Federico Antún Batlle, quien defendió en su discurso el acuerdo con el PRM y señaló que a pesar de ser uno de los políticos más calumniados dentro fuera de su partido, mantiene su esfuerzo con el objetivo de lograr mejores cosas para el país.
Llamó a los reformistas a ser desprendidos de los cargos y de los beneficios personales y particulares, para que esta alianza produzca los resultados que ambos grupos políticos y el país se han planteado.
Se fueron
Aunque los reformistas y perremeístas, llegaron al escenario de la Arena del Cibao, con mucha emotividad, el cansancio los agotó. A la hora de los discursos centrales una parte de las butacas se habían quedado vacías.
El acto fue clausurado con abrazos y manos levantadas, en señales de triunfo y de firmeza. Pero ya una gran parte del público se había marchado.
Afuera, comenzaba la lenta marcha de las guaguas, mientras otros caminaban a pie, con las banderas al hombro y mirando hacia el horizonte, como buscando una esperanza allí donde parecen confundirse montaña y cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario