miércoles, 13 de junio de 2012

IMPROVISACIÓN DE SERULLE SALE CARA A LOS MUNÍCIPES Y ORIGINA CAOS

MÁXIMO LAUREANO
Serulle alcanzó gran popularidad.
La improvisación, la premura y los ataques emotivos, aspectos, convertidos en sello de la gestión del alcalde de Santiago, Juan Gilberto Serulle Ramia, han patentizado el caos y el desorden en la gerencia municipal, cuyos platos rotos son pagados por la población.
A casi dos años de su gestión la cual llamó socialista en principio, Gilberto Serulle, ha fracasado con la recogida de la basura, por citar un solo caso, tras otorgar de manera personal un contrato a un allegado suyo, identificado como Juan Pérez, un ex empleado del Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA), quien no contaba y no cuenta aún con la estructura o logística pertinente para garantizar la limpieza de la ciudad.
El Ayuntamiento factura RD$ 14, 45, 500.00, mensual a las empresas recolectoras privadas, las cuales recogen el 60 %, de los desechos sólidos de Santiago, según expresó la encargada de Corporación de Aseo de Santiago (Casa), Ingrig Fernández, pero Santiago se mantiene repletos de basura, mientras el ejecutivo municipal no para de gastar dinero en viajes al extranjero, publicidad para resaltar su ego, y otras veleidades, contrarias a la aplicación de la ley 176-07, que rigen los cabildos.
 En un conteo que no amerita profundidad, se denota que las obras hechas hasta ahora en la llamada gestión socialista, ha pendido de la voluntad personal del alcalde Serulle, sin aprobación del Concejo Municipal, en las mismas no ha habido transparencia, entre estos casos están los apartamentos del Vuelta Larga, el cruce de La Fuente y la construcción de la plaza para buhoneros, para la cual eliminó la circulación de las calles Juan Goico Alix y General Cabrera.
Otras de estas obras es la reestructuración del paso de rotonda del Barrio Libertad, hecha a toda prisa el pasado año, próximo a estos trabajos, están, los moteles de Diego de Ocampo, propiedad del acalde Serulle.
Varias de sus obras han sido paralizadas, alega que no tiene dinero para las ejecuciones.
Los trabajos para el cambio de rotonda por un cruce con un sistema de semáforos modernos en la intersección de las avenidas Salvador Estrella Sadhalá, Yapur Dumit y Circunvalación en la zona conocida como La Fuente, con una inversión de de RD$ 19 millones, según una de las tantas cifras oficiales ofrecidas, es hoy un tormento, más que una solución.
Los resultados negativos son debido a que no se tomaron en cuenta, aspectos como el reordenamiento de las paradas del los carros del transporte urbano de pasajeros para evitar los taponamientos en la concurrida intersección, la cual es punto de enlace del centro urbano de Santiago, con la zona sur, además de un desahogo secundario hacía las ciudades de Santo Domingo y La Vega.
Los ciudadanos y ciudadanas se quejan de que luego de la construcción del cruce, la cola de vehículos llega hasta la avenida Franco Bidó, en el sector de Nibaje, en las horas picos, al menos un kilómetro de las luces inteligentes, alimentadas, por paneles solares. La obra fue hecha por administración y se ofrecieron cuatro montos distintos respecto a la inversión.
Otro problema no previsto por los técnicos y los tantos asesores del alcalde Serulle, que presentaron la obra como una maravilla es que se hace intransitable con una lluvia moderada, debido a que no cuenta con drenaje pluvial, basta ver las fotos, para evitar discusiones.
En el punto recién reparado y promovido como una obra vital de primer orden por las autoridades, que además pagaron importantes sumas de dinero a medios televisivos para el acto de inauguración del 26 de noviembre del 2010, no es lo que se esperaba, pese a la modernidad del sistema de semáforos.
 Los vehículos se cubren a la mistad por el alto nivel de agua que se acumula, al punto que niños aprovechan las lluvias para nadar en el enorme charco que se forma, a esto se suma que las palmas reales sembradas allí, se secaron en más un 90%.
El otro ejemplo de la improvisación de Serulle, es la plaza para alojar a los buhoneros de las calles Del Sol España y otras del Centro Histórico, la plaza promovida como una opción única y moderna, se inundada con una simple llovizna, según se ha podido apreciar en los días sucesivos la inauguración del centro comercial, construido en dos tramos de las calles General Cabrera y Juan Antonio Alix.
En versiones no confirmadas oficialmente, se establece que el objetivo de la plaza, nació producto de una negociación con los dueños de tiendas del Centro Histórico, quienes por décadas no hallaron la forma de quitar a los vendedores que le hacían competencia en las aceras.
Algunos tramos de las calles Del Sol, España y Duarte, están despejados en parte, algunos vendedores se han mudado a la menor distancia posible y han copado otros lugares.
Los vendedores se quejan porque presuntamente fueron engañados por las autoridades, a quienes acusan de venderles sueños, que nunca verán cumplidos, por el alto costo que tienen que pagar por las vitrinas o dulceras vendidas por el Ayuntamiento, además el alcalde promovió la idea de que la plaza sería para los buhoneros, pero resulta que el segundo nivel sería comercializado a empresas particulares, como a la telefónica Claro, que según el encargado de urbanismo Ervin Vargas, ya apartó dos módulos.
 Los vendedores alegan que apenas se advierte una lluvia, deben cargar con las mercancías para evitar que se dañen porque el nivel de las inundaciones es inmanejable para ellos, algunos se mantienen con una escoba en manos para salvaguardar los productos.
Los testimonios de los vendedores y las imágenes captadas revelan que los encargados de la construcción de la plaza, no previeron la falta de drenaje, razón por la cual se inunda toda el área, sobre todo el tramo de la vía General Cabrera, hacía la calle 30 de marzo. Los vendedores han hecho de las denuncias del problema, desde que le asignaron los puestos, sin embargo, las autoridades actúan como caballos con ojeras, aspecto típico de Serulle en su llamada gestión socialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario