lunes, 30 de julio de 2012

En Santiago piden a Pro Consumidor identificar salamis “buenos” y “malos”

Máximo Laureano/Acento.com.do
Los comerciantes alegan, ventas han bajado.
SANTIAGO, República Dominicana.-Poco o mucho, pero ha habido baja en la venta de salami, tras la presentación del estudio de esos productos auspiciado por la Dirección Nacional de Defensa al Consumidor (Pro-Consumidor), según declararon comerciantes detallistas en Santiago.
El equipo de Acento.com.do también conversó con consumidores, quienes tienen opiniones diversas en torno al debate suscitado alrededor de uno de los manjares populares más demandados por las familias pobres.
La ciudadana María González afirmó que no comerá más salami, y agrega que para ello tiene muchas alternativas para preparar sus comidas sin necesidad de comprar embutidos.
El ciudadano Jorge Gómez reaccionó explicando que sólo consume salami de pollo y considera una tontería dejar de comerlo por las revelaciones hechas por Pro Consumidor.
Tanto Gómez como el comerciante Félix Cruz consideran que la denuncia de Altagracia Paulino, directora de Pro-Consumidor, podría ser usada como una estrategia de mercado para favorecer la venta de otros productos.
“Eso es política, para vender otra cosa, como el salami se vende mucho, se han inventado eso”, alega, Cruz.
Félix Cruz asegura que esto es uno de esos escándalos que ya se han hecho costumbre en el país, los cuales, al final se quedan en “mucha espuma y poco chocolate”.
Cruz en su negocio de la calle Del Sol, en la zona de influencia del mercado Hospedaje Yaque, vende todas las marcas de salami, con mínimas excepciones, asegura, las ventas han bajado en apenas dos días, luego de la denuncia.
El comerciante coincide con Gómez y otros consumidores con el alegato de que Pro-Consumidor debe ser más claro en su denuncia y llamar con nombres y apellidos a las empresas que ponen en el mercado los productos contaminados.
“Todo el tiempo se ha hecho salami malo, pero la gente se lo come”, es otro de los alegatos que se escucha entre clientes y vendedores de estos productos.
Según los datos de comerciantes y detallistas el precio promedio del llamado salami popular, el más asequible para las familias pobres, es de entre RD$ 40.00 y 50 pesos la libra, esto incluye algunos precios especiales.
En el mercado del Hospedaje Yaque se ha puesto de moda la venta de un salami de aproximadamente tres libras por RD$ 100.00, esta oferta era defendida por una ama de casa, en uno de los puestos de ventas.
Otro comerciante de la zona del mercado del Hospedaje Yaque, que defiende la propuesta de que se identifiquen las marcas de salami con problemas, es Eduardo Martínez, quien argumenta que no es prudente que paguen justos por pecadores.

Locrio de salami

Para una familia pobre es más fácil hacer una comida con salami, pues para un hogar de cinco personas hacer un locrio requiere de RD$ 198.00, esto incluye, una libra de salami popular RD$ 50.00, dos libras de arroz criollo, RD$ 40.00, un sobre de salsa RD$ 8.00, ajo, cebolla, ají y recaíto RD 25.00, dos caldos de pollo RD$ 10.00, ensalada verde variada RD$ 25.00 y refresco RD$ 40.00.
Este mismo plato si la familia optara por pollo, sube a RD$ 248.00, si se cambia el salami por dos libras de pollo. Si los comensales optan por carne cerdo, deben disponer de RD$ 298.00.

No hay comentarios:

Publicar un comentario