martes, 9 de octubre de 2012

El progreso de Leonel Fernández no llegó al Liceo Víctor Espaillat Mera

Máximo Laureano/Acento.com.do
SANTIAGO, República Dominicana.-El milagro económico que durante ocho años vendieron al pueblo dominicano los propagandistas al servicio de Leonel Fernández Reyna (presidente de 2004 a 2012) no llegó a los estudiantes y profesores del Liceo Víctor Espaillat Mera, en el Ensanche Espaillat, de Santiago.
En esta escuela asisten dominicanos y dominicanas, que tienen derechos garantizados por la Constitución y las Leyes. Son los mismos que se marean por el calor y que sufren las condiciones infrahumanas en que se encuentra el local de este centro educativo.
Esta realidad pudo ser comprobada cuando el equipo de Acento.com.do visitó el plantel escolar, que estuvo presente cuando una adolescente esperaba reponerse de un “yeyo” para regresar a una de las aulas atestadas de alumnos, por falta de espacio.

El descuido de las autoridades por este centro educativo ha provocado que mobiliarios como los pizarrones, pupitres y otros se dañen.
En la escuela hay un proceso de reparación que no termina, mientras los profesores hablan de biología o historia, se escucha un serrucho o martillo, para sujetar tablas que se desprenden del techo o del improvisado piso.
Al unísono con las aulas destartaladas, escasamente iluminadas y sucias, se agrega el constante ruido del entorno. Como si todo conspirara contra esta escuela secundaria, al lado opera una traba de gallos, de donde se desprende ruido y contaminación.
El problema no es nuevo. Las autoridades conocen la situación al “dedillo”. Hace un año las autoridades del centro de enseñanza ubicaron un terreno para levantar un nuevo liceo, pero según afirma el director, José David Báez, los trámites burocráticos del oficialismo han dilatado el proceso. Y lo que es peor, no se ve una luz al final del túnel para que los alumnos y alumnas, que han visto tantas veces a los responsables de Educación quemarse en la materia de promesas, tengan una solución.
Alumnos y profesores denuncian en la actualidad la misma situación que se cansaron de exponer a las autoridades años atrás.
Desesperados ante la situación del local escolar, los profesores han disminuido la matrícula a sólo 275 estudiantes, para evitar un desplome de los pisos, que están deteriorados.

El estado crítico del edificio escolar obliga a desalojar la mayoría de las aulas cuando llueve, debido a las filtraciones y goteras.
José David Báez, director del Víctor Espaillat Mera, afirma que no hay condiciones para impartir clases en este centro, y asegura que se hacen ingentes esfuerzos para evitar que los alumnos pierdan la el año escolar.
“Realmente el centro no tiene la mínima condición para impartir docencia, pero estamos aquí, porque es la única localidad que tenemos”, afirmó el director de la escuela.
Según denunciaron los profesores la escuela tiene varios años en deterioro, pero que sólo han escuchado promesas y más promesas del Gobierno, ministro tras ministro, sin que se materialice una solución.
En procura de la solución se ha ubicado un solar de 10 mil 200 metros cuadrados. El terreno costaría RD$ 15 millones, y según los cálculos hechos sería ideal para levantar un edificio de 24 aulas. Aunque harían falta más aulas, por la densidad poblacional de la zona, sería mucho mejor que el destartalado local que ahora tiene el liceo, según dijo el director José David.

No hay comentarios:

Publicar un comentario