martes, 9 de octubre de 2012

NO EVITARON QUE MATARAN SU MADRE, PERO TIENEN MUÑECAS Y BICICLETAS

MÁXIMO LAUREANO
Hijo de la fenecida Miguelina, estrena la bicicleta.
A Jhonatan De Jesús Minaya Torres, enviado a cumplir un año de prisión preventiva por la muerte de su ex pareja, Miguelina Altagracia Martínez Morel, nadie podrá quitarle la condena máxima de 30 años de prisión y no porque la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, haya visitado los hijos y familiares de la víctima, en una afán que se confunde entre la solidaridad y el populismo político. 
Sorprende que la jueza del tribunal del departamento de Atención Permanente, haya fallado un año de prisión preventiva, en un hecho cuya investigación no es nada complicada, esto solo alargaría el proceso.

Este sábado 06 de octubre del 2012, ciudadanos emocionados por la presencia de la vicepresidenta en la casa de los padres de Miguelina, vociferaban que ahora nadie salvaría al imputado de una condena de 30 años de cárcel, hubo incluso, quienes llegaron a decir que debían ser 40 años, porque luego de la visita de Margarita, el castigo para el presunto asesino, debía ser mayor. 
¿Pero que tiene el caso de Miguelina Altagracia Martínez Morel, de particular a no ser que las autoridades son responsables de su muerte, por no actuar pese a que la joven había advertido su muerte, en un video subido a la red de YOUTUBE, el 04 de septiembre del 2012?, ¿Ha visitado la vicepresidenta de la República, familiares de otros casos de femenicidios? ¿Cuántos? ¿y con qué frecuencia ?. 
No hay dudas que la funcionaria, electa en medio de un populismo desbordante y un uso abusivo de los recursos del Estado, a través del clientelismo político, viajó a Santiago para mostrar su gran solidaridad a los familiares. 
Pero de seguro que los deudos de Miguelina habrían agradecido que las autoridades actuaran para evitar la muerte de su pariente y no pasar por este trago amargo, para tener el privilegio de que la vicepresidenta lo visitara. 
La Procuraduría Fiscal de Santiago ha dicho que la víctima había desestimado la querella puesta en contra del Minaya Torres, pero en estos casos se establece que cuando la situación es grave, las autoridades deben seguir el proceso, pero resulta, que no se trata de nombres sonoros del medio artístico o deportivo para llevarlo a la cárcel, como pasó con el ex peloteros de Grandes Ligas, Willy Aybar, Antonio De la Rosa (Omega) y otros. 
No fueron diligentes para evitar la muerte de Miguelina Altagracia Martínez Morel, pero si lo han sido para sacar filo a la situación con una visita de la vice presidenta de la República, la personificación viva del clientelismo rosa, en nuestra aldea política dominicana. 
No se trata de venir y sudar 15 minutos bajo el techo de zinc de la vivienda de los padres de Miguelina, las mujeres que se ven en problema, son agredidas o mueren, porque no tienen RD$ 500.00 y RD$ 800.00 para enviar una notificación a un agresor. 
No se trata de entregar muñecas y bicicletas a los hijos de Miguelina, cuando las autoridades en Santiago, bajo las órdenes de la fiscal Luisa Liranzo, no pudieron evitar su muerte y tenemos una sociedad, donde a los agentes policiales hay que darle la gasolina o resolverle la cena del día, para que hagan cumplir una orden de prisión. 
La solidaridad de la vicepresidenta de la República de cualquier ciudadano o ciudadana, es un sentimiento con mucho valor y no puede ser motivo de cuestionamientos esta acción, sin embargo, alguien que ha sido capaz de alcanzar su cargo a costa del sudor y el hambre de los más necesitados que dice defender la mujer, no puede ser tan solidario como se esfuerza en aparentar la vicepresidenta de la República. El 27 de noviembre del 2011, la entonces candidata vicepresidencial, lloró en la Arena del Cibao, en su discurso de proclamación, cuando hacía la anécdota de que en 2004, encontró a una familia que comía cartón frito, en la provincia del El Seybo, sería bueno saber si en ese momento pensó cuantos dominicanos dejaban de comer por el derroche del dinero del pueblo en su campaña electoral, debe ser una de las más cara de la historia del país y sobre todo una de la más abusiva y descarada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario