lunes, 12 de noviembre de 2012

HERENCIA DE POLICÍAS ASESINOS QUE SE RENUEVA CON LA IMPUNIDAD

MÁXIMO LAUREANO 

-Lo de la deficiencia, no se discute.
-Hoy se publica la información de que De la Cruz Martínez, fue destituido
-Camo periodista, no creí la versión del teniente coronel Antonio Calvo Pérez.
-Jerry Antonio Ortiz López, Marcos Noel Brito y Jefrey Sandoval, ejecutados por la Policía.
-Es una muestra de que este llamado cuerpo del orden, no deja dudas de que está compuesto por asesinos.


Desde la era del asesino, déspota y depravado sexual, Rafael Leonidas Trujillo Molina, 1930-1961, pasando por el general Fausto Caamaño (el carnicero) y Belisario Peguero, jefe de la Policía, a quien el hijo del primero, Francisco Alberto Caamaño Deñó, enfrentó por corrupto, la Policía ha sido un nido de corruptos, asesinos y deficientes, con rara excepciones, para lo cual lamentablemente no recuerdo ejemplo.
Esto sin exceptuar la pugnas entre los jefes militares y policiales, Enrique Pérez y Pérez y Neit Nivar Seijas, entre 1971 y 1975, gobierno de Joaquín Balaguer Ricardo, lo demás es historia contada y más que contada repetida, por eso a muchos ciudadanos y ciudadanas, no les extraña que lo ocurrido en San Francisco de Macorís, donde el 01 de noviembre, la Policía reportó que había matado a tres delincuentes que se habían fugado de las cárcel, porque estos al ser avistados, atacaron a tiros a los agentes. 
Camo periodista, no creí la versión del teniente coronel Antonio Calvo Pérez, del presunto intercambio de disparos, pero debí escucharlo, este hombre amable, no es más que el muchacho de mandados, del general narcisista y deficiente general de brigada, Juan Ramón De la Cruz Martínez. 
Jerry Antonio Ortiz López, Marcos Noel Brito y Jefrey Sandoval, ejecutados por la Policía, en una finca, luego de atraparlos, como en lo tiempo del jefe Trujillo, como se vio en el video filmado por un valiente ciudadano o ciudadana. 
Es una muestra de que este llamado cuerpo del orden, no deja dudas de que está compuesto por asesinos como en los años de la dictadura trujillista y su sucesor de hechos, Joaquín Balaguer Ricardo. 
Lo de la deficiencia, no se discute, todos tenemos al menos un ejemplo de deficiencia y “macuteo” de esta banda de bandoleros que tienen la delicada misión de cuidarnos. 
Hoy se publica la información de que De la Cruz Martínez, fue destituido, pero eso no basta, debería ser enjuiciado, junto con su superior, el mayor general José Armando Polanco Gómez, jefe de la Policía, por permitir que subalternos determinen quien vive y quién no. Así hicieron con Willy Florián Ramírez, estudiante de medicina de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), acribillado a tiros por un agente de la Policía el jueves, 8 de noviembre, este hecho se remonta a lo ocurrido con “La Banda”, que dirigió en 1971, Ramón Pérez Martínez, con la aprobación del entonces jefes de la Policía, Pérez Pérez, y el presidente Balaguer Ricardo. La Policía ha matado el pensamiento joven y social apoyado en la impunidad y la corrupción y esto en lugar erradicarse se renueva. Con razón la impotencia de muchos contribuyentes que sostienen que lo que tenemos es  UNA HERENCIA DE POLICÍAS ASESINOS QUE SE RENUEVA CON LA IMPUNIDAD.

No hay comentarios:

Publicar un comentario