lunes, 11 de febrero de 2013

Jamil: “A nosotros no nos compran, no nos vendemos ni nos rendimos”

Máximo Laureano/Acento.com.do
 SANTIAGO, República Dominicana.- “Danilo Medina ha mantenido una postura de honestidad, entendemos que él tiene sentimientos de hacer un gobierno distinto a los que han sido los mandatos del PLD. Ahora él como presidente tiene un gabinete que en parte es responsable de la crisis que tiene el país”, afirma Jamil Jorge Santana.
El joven activista social expresa: “Como persona, como presidente, es posible que tenga varias iniciativas positivas, como es el caso del concurso para la construcción de aulas. Ahora, su gobierno, con la crisis que tiene, con los funcionarios que tiene, es posibles que no pueda producir grandes cambios en el manejo del Estado”.

A sus 25 años de edad, el joven Jamil Jorge Santana, quien ha hecho varios cursos técnicos y se gana el sustento como pintor doméstico y publicitario, no tiene trabajo fijo y subraya que esta sea la situación de muchos de los jóvenes en su comunidad natal, La Paloma, en el municipio de Licey al Medio.
En esta comunidad, todavía de aspecto rural y marcada por las carencias y las precariedades, es donde se identifica a este joven estudiante de Derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) como una de las voces que organizan manifestaciones sociales para reclamar al Gobierno que atienda las necesidades de la ciudadanía.
Sus atuendos dicen mucho del pensamiento social que ha asumido. Suele llevar camisetas, boinas, pulseras y banderas con la figura de Ernesto Guevara de la Serna (Che). Es un joven vivaz, cuyos comportamiento y atuendo no le permiten pasar desapercibido en las acostumbradas protestas en reclamos de servicios de agua potable, energía eléctrica, seguridad ciudadana, arreglo de calles, creación de empleos y otras demandas para su comunidad.
Jamil Jorge Santana cree en las protestas como mecanismo de presión para que los pueblos sean escuchados por los gobiernos.
Como a otros jóvenes, a Jamil las autoridades y sectores conservadores suelen ubicarlo en la lista de los revoltosos.
A estos jóvenes se les mira con recelo desde el poder, calificándolos de vagos y negociantes de las protestas, y en ocasiones hasta se les tilda de delincuentes.
“A nosotros no nos compran, no nos vendemos ni nos rendimos”, proclama a viva voz, cuando se le pide que explique el motivo de sus convicciones y su entrega por la lucha social.
“Los gobiernos que hemos tenido, nos han mal gobernado, no nos han dejado otras salida que no sea salir a las calles a protestar”, afirma el activista social, entrevistado por el equipo de Acento.com.do.
El joven rebelde social reconoce que aunque las manifestaciones son convocadas con un sentimiento cívico, muchas se pueden salir del control de los convocantes y derivan en enfrentamientos violentos.
Sin embargo, esta es una parte, que Jamil Jorge Santana, como voz que en ocasiones motiva llamados a paros, atribuye a la indignación de las poblaciones.
Pero si grande es la indignación popular, no menos es la repuesta de los funcionarios y cuerpos represivos del Gobierno dominicano.
“¡Aquí hace mucho que se debió matar 20, y se habría parado eso”, expresó en 2003, el entonces gobernador de Santiago, Ramón Gómez, en un encuentro en Navarrete, tras una larga jornada de huelga. Tanto en Navarrete como Licey al Medio, los muertos por las autoridades en protestas rondan la docena en los últimos cuatro lustros.
Aquiles González, Jhonatan Durán , Elvis Rodríguez Luis Manuel Ventura y los agentes policiales, Expedito Baéz y Jan Antonio Medina, son sólo algunos casos de Navarrete.
En Licey se han registrado, las muertes de Reynaldo Guaba, Alfredo Gómez y otros casos.
Jamil reconoce que no es fácil aupar protestas para reclamar los derechos constitucionales a las autoridades y conservar un perfil aceptado y agradable. Aclara que los jóvenes que se entregan a esta causa no luchan por metas individuales, sino por el bienestar colectivo.
“Luchamos por soluciones de carácter colectivo, no particulares. Además de las protestas en las que nos vemos involucrados, hacemos labores educativas, de deportes, de cultura, a través de clubes y grupos de teatro”, aseguró.
En los últimos meses del 2012, Jamil asumió un papel de activista en las manifestaciones de los grupos populares en la lucha anticorrupción, la reforma tributaria y otras exigencias.
El activista social ha sido vocero en su comunidad del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO) y hoy representa el grupo Juventud Duartiana.
Considera que en estos momentos la lucha social está en un resurgir, como consecuencia de que en 2012, sectores, como la clase media, que habían estado ausentes por décadas de estos escenarios, se motivaron a salir a mostrar su inconformidad.
Destaca que esos sectores sociales no sólo protestaron contra la aplicación de una reforma tributaria injusta, sino por los tantos hechos de corrupción del pasado gobierno de Leonel Fernández Reyna, que a su juicio obligaron al ajuste tributario.
El joven revolucionario prevé un año 2013 con manifestaciones sociales en las cuales las comunidades procurarán que se cumpla con una serie de obras que las autoridades anunciaron en el proceso electoral, de mayo del 2012.
Jamil Jorge Santana alega que muchas de estas obras fueron iniciadas sólo con fines “electoreros”, como es costumbre de los funcionarios.
Valora la política como un canal de expresión social que se acerca a la gente y a sus necesidades, pero censura la “politiquería”, practicada por los gobiernos y sus funcionarios, la cual está basada en el despilfarro de los recursos del erario para la sustentar del clientelismo, que luego se transfiere en votos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario