martes, 5 de marzo de 2013

Martha Heredia, sin privilegios pero con distinción por asuntos de salud

Máximo Laureano/Acento.com.do
SANTIAGO, República Dominicana.-A una semana de la prisión preventiva por un año, los santiagueros y santiagueras no pierden el interés por la Baby, la joven cantante Martha Heredia.
Está acusada de intentar pasar por el Aeropuerto Internacional del Cibao, con 1.8 kilogramos de heroína, que se presume llevaría a los Estados unidos.
Desde la detención de la artista, que en 2009 alcanzó fama repentina por su triunfo en Latin American Idol, el caso ha sido seguido por personas de todas las edades y clases sociales.
Por doquier se escuchaban los lamentos por la situación que atraviesa la joven de 22 años de edad, enviada a la cárcel Rafey-Mujeres, en Santiago.
Los seguidores de Martha se interesan todos los días por su salud.
La procuradora de la Corte de Apelación del distrito judicial de Santiago, Vielka Calderón Torres, dijo que la cantante sigue con su tratamiento médico de manera adecuada.
La funcionaria del Ministerio Público aseguró en declaraciones para periodistas de medios locales que a la interna se le suministran los medicamentos con la regularidad requerida y se le hacen las revisiones médicas de lugar.
Luego de su detención y posterior proceso para el conocimiento de las medidas de coerción, dictadas por la jueza del departamento de Atención Permanente, Deyanaira Méndez, la joven Heredia debió ser evaluada en varias ocasiones, tras sufrir algunas lesiones, según ella misma afirmó.
Heredia está acusada de llevar heroína en los tacones de sus zapatos, incluidos los que llevaba puestos.
Previo a su detención, el 20 de febrero del 2013, había sido sometida a un proceso de cirugía estética, de la cual todavía guarda convalecencia.
“Ella no se ha quejado porque tiene su tratamiento, ella estaba con un tratamiento antes de llegar al centro, tenía que tomarse unos medicamentos cada ocho horas, y ella los está tomando” explicó la magistrada Calderón Torres.
Recordó que en el centro de corrección cuentan con médicos y enfermeras que les dan seguimiento a todas las internas.
“Allá no tenemos diferencias, todo el mundo cumple en el mismo lugar, a todo el mundo se le dan las mismas atenciones y todos son iguales”, dijo la directora del Rafey-Mujeres, Crismeilis Quezada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario