jueves, 16 de mayo de 2013

Reenviado caso de asesinatos por supuesto secuestro de Baldera

Máximo Laureano/Acento.com.do
MONTECRISTI.-El juez Ramón Amaury Rodríguez Matías reenvió para el día 18 del próximo mes el juicio contra los cinco agentes policiales y militares acusados de matar a dos civiles, involucrados en el supuesto secuestro del joven Eduardo Baldera Gómez.
Para el conocimiento del juicio, el palacio de justicia de Montecristi y la sala de audiencia, fueron rodeados por los agentes policiales.
Las autoridades alegaron que la presencia abultada de hombres armados es para garantizar la seguridad en prevención de un posible enfrentamiento violento entre las partes involucradas.
Otra historia que despertó incredulidad, fue la versión de que el joven Baldera Gómez logró “escapar” abriendo las esposas con “un palito” que casualmente habría hallado en el cuartucho donde lo tenían
El doble homicidio ocurrió en octubre de 2009, en el municipio de Villa Vásquez, provincia Montecristi, luego que los ciudadanos Cecilio Díaz y William de Jesús Batista habían sido apresados sin oponer resistencia.
Los acusados por el doble homicidio son el coronel de la policía Alberto Pérez Trejo, el mayor Franklin Santana, los tenientes Jesús Tejada, José Peralta Valentín y el alférez de navío Ramirito Doñé Nina.
Este jueves16 de mayo del 2013, el juez del distrito judicial de Montecristi,  Rodríguez Matías,  accedió al igual que el pasado 24 de abril, a  reenviar el caso debido a que las partes acordaron dar otro plazo para completar el proceso de notificaciones pendientes para algunos de  los implicados.
El tribunal alegó no haber podido completar el proceso “por asuntos de logística institucional”.
El caso
El caso Baldera Gómez aún llama la atención de muchos sectores, por las circunstancias que matizaron el supuesto secuestro de Eduardo Baldera Gómez, y las muertes de los dos hombres  ocurrida el 10 de octubre del 2009, en la comunidad los conucos de Villa Vásquez, provincia Montecristi.

Los agentes involucrados en el caso, quienes gozan  de libertad condicional y son tratados con distinción, apresaron vivos a los ciudadanos Cecilio Díaz y William de Jesús Batista, a quienes mataron a sangre fría luego que fueran vistos y fotografiados dentro de los vehículos de la Policía Nacional.
Para entonces se mostraron fotografías de los dos hombres, momentos después de ser apresados y previo a su muerte, las  imágenes reveladas provocaron que se iniciara un proceso contra los agentes policiales y militares envueltos en el caso del secuestro del supuesto del joven Baldera Gómez.
La audiencia fue reenviada a  solicitud de la parte civil, debido a que al alférez  de fragata Ramirito Doñé Nina no se le ha notificado sobre “la acusación de los querellantes ni la concretización de las pretensiones civiles de las víctimas”.
El abogado de la defensa, Remberto Pichardo, alegó que tampoco se ha notificado al Ministerio de las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional, como terceros responsables civiles.
Los nombrados Cecilio Díaz y William de Jesús Batista, muertos por los agentes policiales y los militares, fueron descritos por las autoridades policiales, entonces comandadas por el mayor general Rafael Guillermo Guzmán Fermín, como las personas responsables de haber mantenido secuestrado al joven Baldera Gómez, en la comunidad de la zona costera de Villa Vásquez en Montecristi.

El propio Guzmán Fermín llamó a la periodista Alicia Ortega y el dijo, en un programa de televisión en vivo, que en esos momentos se estaba produciendo “un tiroteo”, fruto de “un intercambio de disoparos”. Tal tiroteo nunca ocurrió, y todo se trató de una mentira, pues los dos acusados ya habían sido apresados por separado, y fueron muertos a sangre fría.
Otra historia que despertó incredulidad, fue la versión de que el joven Baldera Gómez logró “escapar” abriendo las esposas con “un palito” que casualmente habría hallado en el cuartucho donde lo tenían.

No hay comentarios:

Publicar un comentario