PUBLICIDAD

jueves, 25 de julio de 2013

Haití. El gran negocio de los dominicanos

José Manuel Castillo 
Editor /Noticias A Tiempo 
E-mail: josemlct11@hotmail.com 

Detractamos a los haitianos, pero los necesitamos.

SANTIAGO, República Dominicana.-Luego de que Haití dejara de comprar huevos y pollos en mi país, los pseudos nacionalistas se han convertido enemigos a muerte de nuestros vecinos más cercanos, estos hipócritas que mandan sus esposa a dar a luz a Estados Unidos de Norte América, ahora se quieren vestir de mas dominicano que todo el mundo, parece que a ellos se le ha olvidado que los haitianos son libres e independientes, que tienen el derecho de comprar a quien ellos quieran.


Ahora el problema es el plástico, otra vez los empresarios de mi país usan términos peyorativos en contra de los haitianos, dejando evidente su doble moral, porque por un lado califican a los hermanos vecinos de malos agradecidos y por el otro andan mendigando para que Haití les compre sus productos. 

Es penoso ver comunicadores haciéndole el juego al empresariado explotador dominicano, hablando sin conocimientos a cerca del comercio entre Haití y Dominicana, hay que recordarle a estos desinformados que entre las dos naciones no hay acuerdos comerciales firmados, en toda la frontera donde se realizan los mercados, todos los impuestos se quedan del lado de república dominicana, es por eso que Haití ha despertado y quiere que mis país ponga la cuentas claras. 

Los comerciantes dominicanos quieren obligatoriamente que los haitianos se coman los productos que en otros países no quieren por su mala calidad, he sido testigo en Dajabón como se les vende embutidos y pescados dañados a los vecinos caribeños y nunca las autoridades dominicanas han dicho nada. 

Haití siempre ha sido un gran negocio para los dominicanos, aparte de que se le vende productos dañados, también se le suma la mafia que existe con el tráfico ilegal de los haitianos, a los cuales se les cobra desde tres mil pesos en adelante para trasportarlos desde Dajabón a Santiago en componenda muchas veces con los militares, los cuales se hacen de la vista gorda a cambio de unos pesos que les dan los mafiosos dominicanos. 

Está bueno ya de jugar a la doble moral, dejemos vivir a lo haitianos en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario