jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Por qué no son todos así? o mejor decir ¿por qué la vida no es así? como debería ser (del editorial)

Este miércoles, 25 de septiembre del 2013, me monté en un carro de la ruta U, en la Autopista Duarte, frente a la tienda La Sirena, del Embrujo II, el chófer me pidió que si podía esperar dos minutos, para esperar al menos un pasajero más, que saliera del centro comercial e hizo la petición con tanta amabilidad, que no pasó por mi mente un no. Al llegar frente al Hospital José María Cabral y Báez, una señora recién parida propuso al chófer que la llevara por 100 pesos, hasta Hato Mayor, el hombre no lo pensó y dijo que si, otra vez me habló y me pidió que le diera el puesto de la puerta izquierda a la dama para que ella y su hija que cargaba la bebé recién nacida, no tuvieran que salir cuando yo me quedará, me lo pidió con más amabilidad que cuando me habló en La Sirena, cuando me quedé el chófer pidió disculpa, por si me había causado algún inconveniente y me deseo buen día, como lo había hecho con otros pasajeros que se habían quedado. ¿Por qué no son todos así? o mejor decir ¿por qué la vida no es así? como debería ser.

No hay comentarios:

Publicar un comentario