lunes, 27 de enero de 2014

Obispo Mejía Vallejo: División Leonel-Danilo fomenta individualismo en el país

Máximo Laureano/Acento.com.do
SAN FRANCISCO DE MACORÍS.- El obispo de  San Francisco de Macorís, monseñor, Fusto Mejía Vallejo, proclamó que la República Dominicana, no podrá  salir de los problemas sociales que encara, mientras se mantenga el individualismo y divisionismo entre los partidos políticos y otros sectores  responsables de tomar las decisiones.
Dijo que este divisionismo que incluye el debate de liderazgo Leonel Fernández-presidente de la República,  Danilo Medina, que tiene al PRD,
enfrentados y la izquierda partidaria, esparcida en  pedazos aleja la posibilidad de  concretar soluciones a problemas medulares del país.
Mejía Vallejo dijo que la situación es tan crítica, que hasta los jerarcas de la iglesia que representa,  encaran divisionismo.
En su sermón por los 201 años del natalicio del fundador de la República,  Juan Pablo Duarte, Mejía Vallejo,  dijo que jamás, el país, ni ningún otro  grupo social, podría salir adelante,  donde cada quien hala para su lado, con sus propios intereses y necesidades.
Tras destacar las cualidades de Duarte y su desprendimiento para  conseguir la nacionalidad, dijo que es imposible, salir de los problemas, en un país donde,  los principales partidos políticos, incluidos, el que gobierna y hasta los obispos, están divididos.
Esta es una provincia con gran vocación de desarrollo y progresista. Pero se nos ha metido también aquí, en el país entero y algunas partes del mundo, el síndrome del individualismo y del sálvese quien pueda”,  proclamó el obispo de la Diócesis de San Francisco de Macorís, en el Tedeum, de este 26 de enero,  fecha del natalicio de Juan Pablo Duarte.
“Si  quiere luz compre una planta, si quiere medicina vaya a una clínica, si quiere educación de calidad váyase a un colegio, si quiere agua haga una cisterna, es decir, soluciones individuales y hemos perdido y vamos perdiendo cada vez más nuestra referencia social para unirnos y hacer gala del bien común”, dijo el predicador de la parroquia de la catedral Santa Ana, en San Francisco de Macorís, provincia Duarte.
Mejía Vallejo también destacó que el país está actualmente marcado por las divisiones de los partidos políticos y las pugnas entre sus principales dirigentes, quienes han sido incapaz, de  dirimir sus problemas internos.
“Ahí tenemos esa rivalidad entre Miguel (Vargas Maldonado) e Hipólito (Mejía), entre Danilo Medina y por supuesto Leonel Fernández; entre el Canciller Carlos Morales Troncos o y sobre todo Amable Aristy Castro, con una izquierda dividida en veinte mil pedacitos y naturalmente bajo la consigna que nuestra pobre gente de denme lo mío”, sermoneó el obispo el Tedeum, quien agregó que hasta la iglesia sufre el mal de la división.
“Nosotros los obispos y la misma iglesia también se manifiesta la división”, afirmó el jerarca católico.
En su sermón de este domingo 26 de enero, día en el cual los dominicanos y dominicanas, colocan  banderas para recordar a Duarte en su natalicio, Mejía Vallejo, afirmó que es una fecha especial para que los sectores que intervienen en la lucha social  asuman posturas serias y responsables, frente al individualismo que afecta la sociedad.
“Se dividen las familias, que es una de las razones por las cuales tenemos calamidades, inseguridad, delincuencia”, afirmó frente al ministro de las Fuerzas Armadas, la gobernadora local Miledys Núñez y otros funcionarios del Gobierno.
En ese sentido Mejía Vallejo, manifestó que el Papa Francisco,  llama a desarrollar la cultura del encuentro y no de la división.
En relación al gobierno de Danilo Medina, dijo que aunque en estos momentos no hace grandes transformaciones, advierte que su forma sencilla, sin grandes desfiles de “yipetas” son muy coherentes con sus palabras.
“Me gusta el gobierno y la manera de gobernar de Danilo Medina, quizás no está haciendo grades aportes ni grandes soluciones, pero está viviendo una vida sencilla, sin esa parafernalia donde se mueven de decenas de “yipetas.
Está  como un guardián, para que nadie ponga la mano donde no debe ponerla, sermoneó el obispo, en  alusión a que esta es una buena iniciativa que dará buenos frutos aunque sean a largo plazo”.
El obispo Mejía Vallejo,  relacionó la sencillez, que a su entender,  muestra el mandatario Medina, con la forma en que  el Papa Francisco, ha  manejado la Iglesia Católica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario