sábado, 4 de enero de 2014

Un llamado a la dignidad humana

Por Rita Mendoza (firma invitada)
Los medios de comunicaciòn màs allà de brindar información, están en una constante competencia. El afán de tener la ¨primicia¨, de publicar la mejor foto, de tener imágenes impactantes y de subir sus rating les han hecho olvidar, que todo ser humano merece ser tratado con dignidad.
Es muy desconcertante ver imágenes en la televisiòn, diarios o páginas de internet de personas que han perdido la vida en circunstancias lamentables, como un accidente de tránsito, un suicidio, o un asesinato, sin que se tenga el menor respeto por estas personas y sus familiares, quienes son los que màs sufren al ver a su ser querido expuesto crudamente.

Creo que es momento de tomar conciencia, de pensar en el daño que estas publicaciones causan a la sociedad, alimentando el morbo, la curiosidad, la falta de ética y sensibilidad ante hechos tan desafortunados.

Una cosa es dar una noticia y otra es no tomarse el tiempo para analizar las gráficas que la acompañan. Quizás se ha hablado mucho de este tema, pero es necesario que se tomen medidas, que se cree una ley y los mecanismos necesarios para evitar que esto siga sucediendo.

No se trata de tener excepciones de clase social, se trata de que todos los seres humanos merecen el mismo respeto. Hay que colocarse en el lugar de los familiares de las víctimas y pensar en el daño psicològico que pueden provocar estas imágenes tan perturbadoras, al ver el cuerpo inerte de una madre, hermano, esposo, o quizás el de un amigo, tirado en la calle, masacrado, violentado y en muchos casos desnudo.

Los medios de comunicaciòn, son una fuente de consulta, forman parte de la educación en una sociedad, por lo tanto tienen la obligación de proteger y cuidar a las personas que tienen acceso a ellas y a los que han partido trágicamente de esta vida se le debe respeto. ¿Solo piensa si esa persona eres tù o es alguien querido por ti? ¿Còmo te sentirías si te exponen públicamente y sin ninguna consideración?

No hay comentarios:

Publicar un comentario