viernes, 9 de mayo de 2014

Crece el mercado de juguetes y accesorios para el sexo, vibradores y consoladores entre más vendidos (+ video)

Fotos de la tienda, SexShop.com.do
SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Objetos que en ocasiones desafían la imaginación, arrebatando risas y rubores a quienes por primera ocasión entran a una tienda de accesorios sexuales. El mercado de los accesorios para el sexo en pareja o solitario crece en la República Domnicana, a pesar de tratarse de una sociedad muy conservadora y de fuerte arragio religioso.
Las tiendas de artículos eróticos o juguetes sexuales abren las puertas a un mundo de posibilidades, ajenas muchas veces a la idea preconcebida de qué es el "sexo normal”.
Se trata de un asunto de derecho al disfrute de la sexualidad, bajo cualquier modalidad, siempre y cuando se practique entre adultos de común acuerdo y en la intimidad del lugar escogido.

Las probabilidades parecen ser tantas como los colores, texturas y formas de los juguetes utilizados para el disfrute íntimo de hombres y mujeres, quienes deciden agregar a su vida sexual, un poco de novedad a sus encuentros carnales.
Preservativos, lubricantes con sabor, columpios, vibradores y estimulantes sexuales, son algunos de los artículos con más salida, según Cesarina Rosa, vendedora de la tienda SexShop.com.do, ubicada en el céntrico Ensanche Paraíso, Distrito Nacional.
“Los artículos eróticos que tienen mayor salida son los vibradores y consoladores”, detalla Cesarina, con sonrisa amplia y afable, mientras recibe en el interior de la tienda, revestida de artículos que invitan al erotismo y a desdoblar las ataduras sexuales.
"De por sí, no vendemos a un público en específico y vienen tanto damas como caballeros y, desde luego, no se aceptan menores de edad”, detalla.
Sagaz y efervescente, explica que los consoladores o dildos poseen diferentes funciones y vienen en formas y materiales distintos, siendo el de silicón el preferido, debido a que es el tipo de material que menos alergia causa en la vagina, además de ser a prueba de agua, costando hasta ocho mil pesos la línea más cara de estos productos.

Asimismo, expone que estos populares objetos, son seleccionados por los usuarios de acuerdo a sus necesidades y gustos, variando en forma, color y tamaño, que pueden llegar hasta las diez pulgadas.
En el caso de las damas, recuerda que la vagina se adapta al tamaño del artículo, además de que se habla de artículos de silicón, que carecen de rigidez, aparte de se utiliza lubricante y que antes de su uso hay que tomar en cuenta el largo de la vagina de la mujer.
De igual forma, las muñecas inflables y masturbadoras masculinas, son algunos de los artículos con mayor salida en la tienda. Con precios que van desde los RD$1590 pesos, los juguetes inflables y desde RD$570 pesos las masturbadoras, estos artículos brindan a los usuarios diversidad de usos, limitados únicamente por la imaginación.
"La masturbación es un acto normal y que ayuda a las personas a conocer sus cuerpos, por lo que al momento del acto sexual, saben lo que quieren, dónde quieren que lo toquen y qué quieren que le hagan" (Cesarina Rosa, vendedora de SexShop.com.do)
Tal como en el caso de los dildos, los vendedores de estas mercancías recomiendan emplear lubricante para la utilización de estos complementos sexuales, así como el uso de un desinfectante, especialmente diseñado para la limpieza de los juguetes sexuales. También recomienda ser secados con prendas que no estilen pelusa y no se deben guardar en zonas calientes, fuera de eso, depende de la imaginación de la persona.
La imaginación aparece intrépida como actriz en la tienda y entre los compradores, con trajes ceñidos y lencería reveladora para ambos sexos, conjuntos de encajes, spandex y lentejuelas que coquetean con lo prohibido y lo atrevido, con cambios de roles y hasta de personalidades, que desembaraza la mente de las reservas sociales.
“Los disfraces más vendidos son los eróticos. Los artículos de encaje son los que más tienen salida, así como los disfraces de enfermera, que incluye unas esposas de enfermera y tiene un costo de RD$800 pesos en adelante. Los precios pueden variar dependiendo del modelo y la marca”, puntualiza Cesarina, mientras enseñan trajes que acentúan la figura humana.
Los más vendidos.
Un alto aparador conserva uno de los objetos más vendidos: los lubricantes, sustancia que se eleva entre otros artículos como uno de los más buscados por sus múltiples usos entre las parejas, con precios que oscilan entre los RD$85 y los RD$540 pesos.
Uno de los que tiene mayor salida es el lubricante Amazing, de la línea Encounter, y que contiene arginina, un aminoácido esencial con efecto vasodilatador, el cual es utilizado para sensibilizar dentro y fuera de la vagina y estimular al hombre.
Asimismo, promueven el Ultimate, diseñado esencialmente para el sexo anal, sin componentes anestésicos y otros que poseen sedantes y los comestibles, todos, señala Cesarina, vendedora de la tienda SexShop.com.do, mientras los muestra entre sus manos, hechos a base de agua, por ser el tipo de sustancia que menos alergia producen.
Los lubricantes anestésicos están recomendados para las personas que son principiantes en el acto del sexo anal y deben colocarse por lo menos cinco a diez minutos antes del acto. Recuerda que el sexo anal implica algunos riesgos.
“Las personas toman el sexo anal como si nada, pero hay que tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, están los enemas, que se utilizan para limpiar esa zona hasta que no haya materia fecal en el ano. El hombre debe usar preservativos, para evitar que se vaya materia fecal por la uretra o a su pareja por la vagina o boca, y también suficiente lubricante, porque el ano no lubrica”.
Los “retardantes”, estimulantes sexuales y pastillas para incrementar la cantidad de semen y para ayudar a cambiar el sabor de los fluidos vaginales y del semen, engrosan el listado de los artículos más vendidos, especialmente entre los hombres.
Cesarina, con voz segura y tranquila, pero conservando su picardía, explica que estas pastillas, las cuales tienen un costo que va desde los RD$275 pesos, deben consumirse de seis a siete horas antes del acto sexual, mientras que las pastillas para incrementar la cantidad de semen, se deben ingerir entre dos y tres horas antes.
Aunque estos medicamentos no suponen algún riesgo para la salud, siempre se recomienda la opinión de un  experto antes de su consumo.
Los más llamativos.
Los estimuladores ocupan un gran aspecto de los juguetes sexuales. Son los artículos llamativos y novedosos, los cuales son los que roban las atenciones de quienes ingresan en las tiendas que se especializan en la mercancía erótica.
Los estimuladores para pezón, manifiesta Cesarina, son artefactos que capturan la imaginación de los usuarios, al observar las imágenes de las modelos impresas en la tapa.
La página web de SexShop.com.do está vinculada al sistema de facturación, con los precios actualizados. De esta forma, se le aseguran al cliente que si un artículo dice “agotado”, es porque físicamente no está.
Los columpios o trapecios no se quedan atrás. Estos se balancean hasta colocarse por delante del gusto de los compradores, quienes pueden llegar a pagar seis mil pesos o más, por uno de estos juegos.
“Se enganchan en un garfio que se instala en el techo”, explica la vendedora, sonriente. “Vienen diseñados para resistir un peso determinado, el cual es señalado en el empaque. También están los que se instalan en puertas y vienen con instrucciones para que el comprador pueda hacer las instalaciones personalmente”, señala, mientras recuerda que el artefacto debe ser instalado en un lugar donde pueda quitarse y ponerse cuando desee, haciendo la salvedad de que el garfio debe estar bien ajustado en el techo.
Anillos para el pene y los testículos que ayudan a mantener la erección, son poco conocidos. Vienen en tres tamaños, en acero inoxidable o silicón, costando desde RD$1800 pesos, dependiendo el modelo.

También se cuela en la lista, la bomba de succión, instrumento utilizado por los caballeros para incrementar el tamaño del pene, la cual debe ser utilizada según las reglas, durante siete minutos, una vez al día, sin sobrepasar este tiempo.
“No es que el hombre la utiliza un día y tendrá el pene más grande. Si quieres ver crecimiento, tienes que hacer una rutina y utilizarla para notar un cambio en los siguientes dos o tres meses”, asegura. El crecimiento, si se emplea de forma correcta, es permanente.
La ficción ha incluso aportado en el desarrollo de los juguetes sexuales, pasando de la literatura y la pantalla grande, a las manos de los compradores.
La novela 50 Sombras de Grey (50 Shades of Grey), sirvió de inspiración para la creación de una línea basada en la obra, en la que se reprodujeron los artículos nombrados en el libro.
Miedo a jugar.
Sonríe otra vez al escuchar la pregunta. “Les decimos a los clientes que se lancen”, responde rauda. “Un juguete sexual jamás va a sustituir a la pareja”.
El temor de algunas personas a ser reemplazados por un juguete o sentirse en competencia debe ser dejado atrás, entiende, ya que lo artificial nunca podría suplantar el calor ni el contacto humano, dice, de pie, frente al mostrador que contiene algunos preservativos y sorbetes utilizados en “Despedidas de solteras”.
“De hecho, hay personas que sorprenden a su pareja con un juguetito, con esposas, un anillito, estimulador de clítoris… siempre es bueno variar en la relación y salirse de la monotonía”.
En ese sentido, recuerda que es necesario iniciar con cosas pequeñas, creando un clima de confianza con la pareja y no comprar demasiados artículos porque no se llegan a utilizar, a la vez que recomienda que para mejorar la vida sexual, es necesario un uso moderado y de esa forma evitar hacerse asiduos a estos juegos.
Detrás del mostrador.
“Las personas suelen confundir este tipo de trabajo con la vida personal”, asegura Cesarina, mientras saluda a un nuevo cliente que ingresa en la tienda.
Estudia Publicidad y actualmente es la encargada de un almacén que se especializa en la distribución de estos juegos. Se dedica a empleo (como cualquier otro) para costear sus estudios, como miles de jóvenes con ganas de progresar en República Dominicana.
“(Algunas personas) creen que porque uno vende artículos eróticos, lleva una vida un poco mundana, pero es totalmente diferente. Desde que salgo de mi trabajo, mi vida no tiene nada que ver con esto”, afirma.
Reorganiza los artículos de muestra en la vitrina y retira los sorbetes de novedad. “Ahora bien, de por sí, las amistades que saben que trabajas en una tienda como esta, te preguntan y piden recomendaciones”, ríe.
Fuera de la tienda, visitantes a la plaza tropiezan con la puerta cerrada y el aparador que expone dos maniquíes con négligées, uno de negro y otro rosado intenso, de pie delante de gruesas cortinas escarlatas. La curiosidad hace nido en sus ojos al abrirse de repente y arrojan un vistazo breve al interior, antes de continuar su camino.
La puerta se cierra y oculta en el interior de la tienda las posibilidades cuasi infinitas, solo limitadas, en ocasiones, por la imaginación y el pudor.

VIDEO


No hay comentarios:

Publicar un comentario