domingo, 27 de julio de 2014

Educador retirado está grave, y su familia sufre vejámenes en una clínica por no poder pagar


SANTIAGO, República Dominicana.-La familia del profesor retirado y comunicador Félix González, que fue profesor durante 38 años y hoy está retirado, fue internado tras sufrir un derrame cerebral a principios de mes junio, y debió de ser dado de alta este viernes 25 de julio del 2014. La familia del comunicador alega que los propietarios del centro de salud retienen al paciente para obligar a que se pague de inmediato el costo del tratamiento recibido, que asciende a RD$ 3 millones 198, 954.00.

La familia de Félix González alega que en ningún momento se ha negado a pagar, pero solicita un acuerdo de pago, ya que no cuenta con todo el dinero de inmediato.
La familia de González dijo que el 25 de de julio del 2014,  se le notificó que la cuenta a pagar era de RD$ 2 millones 213, 189.79, pero  que un día después, el montó subió a RD$ 3 millones 198, 954.00, y la clínica advirtió que la cuenta podría subir de nuevo
La señora Yaneris Cabrera Burgos (Chana), esposa de González, explicó a reporteros de Acento.com.do que la situación económica de la familia se ha tornado muy difícil debido al agravamiento del paciente y a los altos costos de los servicios clínicos y los medicamentos.
La esposa de  González, también denunció que ha sido sometida a todo tipo de presiones junto a sus tres hijas, por parte del director del centro médico,  Pablo Tejada, quien les gritó que eran deshonestas e irresponsables, entre otros insultos.
Asimismo, otros familiares y amigos del paciente ofrecieron la misma versión y denunciaron que el médico ha estado presionando y les reclamó que debieron llevarse al paciente cuando todavía la cuenta por los honorarios no había subido tanto.
González, quien fue educador durante 38 años y hoy está retirado, cuenta con el seguro SEMMA, pero ya se agotó su nivel de cobertura.
Félix González.
Félix González.
Algunos de los periodistas y amigos de González testificaron  a Acento.com.do,  que el director  de CENCARCI, Pablo Tejada, llegó al extremo de  reclamar a la familia del periodista González, que debieron  hacer como ocurrió en el caso de otro paciente, en el cual los familiares decidieron “desconectarlo” porque no tenían dinero para pagar una cuenta que ya ascendía a RD$ 200, 000.00.
La familia de González dijo que el 25 de de julio del 2014,  se le notificó que la cuenta a pagar era de RD$ 2 millones 213, 189.79, pero  que un día después, el montó subió a RD$ 3 millones 198, 954.00, y la clínica advirtió que la cuenta podría subir de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario