lunes, 22 de diciembre de 2014

Policía rehúsa explicar quiénes y por qué mataron al ex sargento “Azulito”


SANTIAGO, República Dominicana.- El 10 de diciembre del 2014, la Policía, en Santiago, reportó la muerte del ex sargento, Rafael Antonio Reyes Jiménez (Azulito),  un agente acusado y procesado por homicidio, en 2008, con lastres de sobornos y extorsión, que avalaron su cese como uniformado, en 2012.

La Policía establece que “Azulito”, como se le reconocía  al agente, murió  en un  intercambio disparos, con integrantes de una patrulla de la institución, sin embargo, no queda claro, quien mató  al ex agente policial, ni las razones que motivaron la persecución en su contra y posteriormente  su muerte.
La situación hace que sobre el hecho se tejan, diversas versiones, algunas de estas en alusión a que Azulito,  fue cazado por antiguos compañeros suyos, mientras la población relaciona la muerte del ex agente, con la frase que reza  ‘’el que a hierro mata a hierro muere”, esto por el accionar del ex policía, quien cargó a su paso por la llamada institución del orden, con el peso de muchos señalamientos de conflictos, incluidos datos en los cuales  se le responsabiliza de varias muertes.
“Hecho ocurrido alrededor de las 6:30 de la tarde, en la calle 3- sector Raparto Peralta, momentos en que llegaron varias patrullas y rodearon el edificio donde se encontraba el  ex agente junto a otras dos personas no identificadas. Según versiones de moradores del alrededor se inicio un intercambio de disparos, donde resulto el agente muerte, y otra persona herida, mientras se encontraban en el techo del edificio”,  es la versión oficial sobre la muerte del ex sargento mayor, publicada tras el hecho.
De manera extraoficial se informado que el nombrado Azulito era buscado por la Policía por su alegada participación en varios hechos delincuenciales en la zona  y por invadir terrenos, ya que en días previos a su muerte había tenido conflictos en el barrio de la Loma  de la Tayota, en Bella Vista, donde ciudadanos habían invadido  unos terrenos.
Un ataque a  tiros en el que intervinieron agentes policiales, habría terminado con la vida del ex sargento mayor (Azulito). “Ya era tiempo”, es una de la frase que corrió en algunos sectores al conocerse el hecho, en referencia a que el accionar del el ex sargento mayor, no habías sido de admirar.
El historial no escrito del ex agente policial da cuenta de que en sus andanzas  anotó varias muertes a su registro personal, sin que se le castigara por su accionar.
En febrero del 2008, el sargento Azulito, mató con un tiro en la cabeza, a José Miguel Pichardo, en el sector de Nibaje, las versiones recogidas, algunas atribuida a Ivelisse Hernández Ruiz, quien se identificó como su esposa, según publicaciones sobre este hecho, aseguran que el agente policial, exigió  al  joven, de 24 años edad, que le diera RD$ 200.00 pesos, para este seguir bebiendo en un “colmadon”.
Por este hecho Azulito,  fue a prisión, pero fue dejado el libertad, sin que se conocieran muchos detalles del proceso en los tribunales y regresó a su vida de policía activo.
Sobre la muerte del ex agente, la Policía en Santiago, solo se ha limitado al reporte de su muerte, mientras algunos sectores cuestionan el hecho y exigen a las autoridades del Ministerio Público, explicar las razones que tendrían los integrantes de una patrulla policial para asesinar a un ex compañero suyo. También se reclama que señala con nombre y apellido al responsable de  la muerte de Azulito.
¿Quién era el sargento Azulito?
Ganó  este sobrenombre, con el cual se hace señalamiento discriminatorio a una persona  de color de piel  negro. Su accionar dentro de la Policía,  fue de conflictos, algunas fuentes extraoficiales, lo sitúan como parte del llamado Escuadrón de la Muerte,  un grupo de policías al cual se atribuye haber azotado los barrios de Santiago de los Caballeros con sus  exterminios extrajudiciales, a este grupo habría pertenecido el teniente Fernando de los Santos (La Soga), a quien la policía identifica como un prófugo desde el 22 de octubre del 2011. A estos agentes policiales se atribuye además haber asesinado por encargo.
Según datos oficiales, Azulito, de 38 años de edad, oriundo de la provincia de Monte Plata, ingresó a la Policía Nacional, el 01 de septiembre de 1997, se mantuvo en la institución, hasta el 06 de junio del 2012, cuando se produjo su baja por  mala conducta.
Su salida de la Policía, se originó tras la sugerencia,  planteada  en el informe de una investigación del departamento interno del Comando  Regional Cibao, Central, que encabezó el teniente coronel Roberto Antonio Albino Filpo, en el cual se determinó que el sargento Azulito y otros tres agentes fueron sobornados por el cantante de merengue típico, Narcizo Francisco (El pavarotti de la música típica), quien fue apresado con drogas, el 12 de diciembre del 2011, en un operativo llevado a cabo en la avenida 27 de febrero, en Santiago de los Caballeros.
En el informe interno de la Policía en la sede de Santiago, se confirma que Azulito, quien  comandó el operativo junto a otros compañeros, obviaron el protocolo que se debe seguir cuando se detiene a una persona por asuntos de drogas, porque se le ofreció la suma de RD$ 50, 000.00.
Algunas fuentes consultadas en relación al tema, aseguran que la sugerencia de sacar al sargento Azulito de las filas de las Policía se hizo, tras el cúmulo de hechos delictivos  que hacían usando el poder que le daba su cargo de  miembro de la Policía Nacional.
Vídeo en el cual se ve Azulito  comandando el operativo contra el merenguero, Azulito es el de arma larga, con letras amarillas en su chaleco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario