miércoles, 19 de agosto de 2015

Hospital Cabral y Báez, 2 años en remodelación y sin fecha de entrega

Será el nuevo edificio del Hospital José María Cabral y Báez, en Santiago de los Caballeros.
SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.- Ofrecer los servicios de salud en el hospital José María Cabral y Báez, es cada vez más difícil debido al proceso de reconstrucción, iniciado a mediados de 2013 y que hasta el momento continúa sin fecha de conclusión.

La fase  de reparación del hospital ha conllevado la modificación de algunas áreas, el traslado de otras, mientras se acentúan las dificultades en los departamentos que quedan en el edificio, sobre todo en los que se acumula mayor cantidad de pacientes, como es el caso de Traumatología.
Este proceso, el cual se espera culmine con el equipamiento de todas las áreas del nosocomio, costará RD$ 2 mil 300 millones, al contribuyente dominicano, según anunció el sector oficial.
La cara se pone más pesada para los pacientes y el personal médico, porque los contratistas de la obra y las autoridades han fallado en cada una de las fechas anunciadas para entregar la primera fase, con lo cual se empezaría hacer más llevadero el proceso de remodelación, tanto para la operatividad médica, como para los reconstructores.
No hubo febrero, ni abril del 2015 para la entrega del un primer edificio como se prometió y aunque se previó un plazo de 20 meses para el proceso, han transcurrido dos años y la primera fase no se ha terminado.
El responsable de la constructora Aquamar, encargado de la obra, Marco López, advierte que esta vez no hay fecha establecida, aunque en marzo, dijo que dos meses podría tener lista la primera  fase, es decir en mayo del 2015, pero corre el mes de agosto.
López indica que la parte que se conoce como el Ala Norte, ya está lista y que se avanza para la fase final del distribuidor o núcleo central, para entregar esta parte a los responsables de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).
Aunque López se adelanta  y dice que  aunque va a entregar esta parte como terminada, lo recomendable es que no se use, hasta tanto se encamine  todo el proceso, porque se podría  producir un deterioro a destiempo de las instalaciones intervenidas y reparadas.

En la llamada Ala Norte, del Cabral y Báez, están listas las oficinas administrativas del primer nivel del edificio, así como las habitaciones para el internamiento, con algunos de sus mobiliarios básicos, decoración y rotulación.
López explica que allí se ha hecho todo de acuerdo a lo pautado para tener una estructura, resistente a sismos, pero sobre todo se ha previsto  la comodidad de los pacientes y las facilidades para que el personal médico pueda trabajar con la menor dificultad posible.
En el área reparada se ha previsto  el alojamiento de dos pacientes por habitación, con una separación internas de cortinas, para mantener la intimidad y el piso ha sido cuidado para evitar la contaminación, según explica el contratista de Aquamar, quien desde ya advierte que para cuando se entregue el  centro de salud, se integre un comisión de protección a local, para evitar daños.
El sistema de elevadores del hospital José María Cabral y Báez, ya funciona y esto según explican los expertos de la obra, agiliza la operatividad de las instalaciones hospitalarias, pero no  pasa así en otras áreas, donde la reparación no ha llegado y los pacientes  son atendidos en medio de las estreches y otras dificultades que acarrea el proceso de la reconstrucción.
El 16 de marzo del 2015, las autoridades del Cabral y Báez, decidieron mandar las consultas al edificio profesional de  la avenida Las Carreras, para descongestionar las áreas que son reparadas en el Cabral y Báez, sin embargo, esto no ha evitado que se generen dificultades del día a día en departamentos como traumatología,  donde acuden pacientes en masas.
El proceso
El hospital José María Cabral y Báez, centro de quejas de usuarios por deficiencias de servicios y denuncias de actos de corrupción, en gestiones recientes, es reparado por completo, para mejorar las condiciones sanitarias y adecuar la estructura física a las exigencias de la construcción moderna, es lo que ha explicado López y otros ingenieros responsables de la obra.

Datos
El Cabral y Báez, uno de los hospitales más grandes del país, lleva más de 10 años, con la misma subvención de poco más de RD $ 8 millones, a junio del 2015, la asignación es de  RD$, 8  millones 207, 269.01, esto es apenas un 43.95 % más  que el sueldo colectivo que reciben los 18 diputados de Santiago que cada mes cobran RD$ 4 millones 600, 251, sumados otros privilegios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario