jueves, 28 de enero de 2016

Juicio contra empresarios Carlucho Bermúdez y Manuel José Cabral en fase final

Los empresarios están acusados de apropiarse de manera fraudulenta del 24.23% de las acciones en la compañía J. Armando Bermúdez & Compañía
Carlos Alberto Bermúdez Pippa (Carlucho) y Manuel José Cabral Tavares, acusados del fraude,
SANTIAGO, República Dominicana.- El juicio por supuesta falsedad de escrituras, entre otras acciones, que se sigue en con contra de los empresarios, Carlos Alberto Bermúdez Pippa (Carlucho) y Manuel José Cabral Tavares, ha entrado en la fase definitoria, luego que los jueces del Primer Tribunal Colegiado rechazaran varios recursos presentados por la defensa, este martes 26 de enero del 2015.

Como otras fases del proceso judicial contra los empresarios, acusados de apropiarse de manera fraudulenta del 24.23% de las acciones en la compañía J. Armando Bermúdez & Compañía, estuvo matizado por argumentaciones y recursos presentado por los abogados defensores, lo que hizo que la sesión del tribunal, se extendiera hasta las 11:40 minutos de la noche.
El grupo industrial en el cual se habría hecho el fraude se dedica a la fabricación de rones, wiskie, cerveza, malta y una procesadora de pieles.
Los abogados defensores cuestionaron las funciones del juez, Sergio Furcal, presidente del tribunal, es por esto que requirieron una constancia de que el magistrado había sido habilitado para sus funciones, tras haber estado de vacaciones.
También alegaron que el imputado Carlos Alberto Bermúdez, padece una sordera que le impide seguir el juicio y que por tanto era necesario, que se le otorgaran las posibilidades de algunas condiciones especiales, como equipos en los aspectos auditivos.
Alegaron que el imputado no escuchaba bien y el tribunal debía ordenar la instalación de un equipo de sonido especial para este caso, no obstante el tribunal, rechazó esta propuesta.
Trascurridos varios incidentes y recursos de oposición, fue presentada la acusación por complicidad de la falsedad de un acto de alguacil mediante el cual se alteró una fecha que convocaba a venta en pública subasta.
“Dicho acto utilizado para hacer una venta clandestina de las acciones de la familia Batlle Bermúdez en la empresa J. Armando Bermúdez & Co., las cuales fueron adjudicadas a una compañía de carpeta comprada por los acusados (Lotes del Príncipe SA); además la acusación planteó la autoría de hacer uso de ese documento falso”, refieren los abogados de los demandantes, Edmundo y Abelardo Batlle Bermúdez.
Los empresarios acusados decidieron no declarar en el juicio y hacer uso de su derecho a guardar silencio. Los abogados de Carlos Alberto Bermúdez, Juan Antonio Delgado y Pedro Balbuena presentaron su teoría de defensa, basada en que el proceso se trataba de la retaliación de deudores, porque presuntamente, la acusación se basa en “falsos elementos probatorios”.
Los defensores también alegan que de la falsificación de ese acto existía otro tribunal apoderado y que el procedimiento es irregular por no haber una acusación de la fiscalía, sino de las víctimas.
La defensa de Manuel José Cabral, integrada por Benjamin Rodríguez y Emilio Rodríguez, prometió probar que éste no participó en los hechos y su único rol fue apoderar a una oficina de abogados para un cobro compulsivo.
Tras un debate de más de ochos horas, el juez Sergio Furcal, decidió hacer un receso del interrogatorio y ordenó la continuación del juicio para el viernes 29 de enero del 2015.
Para dicha jornada está pautada la presentación de las demás pruebas y los testigos Nelson Espinal, Rafael Benoit y Figueroa Segura Sena, en esta primera fase, los jueces escucharon las declaraciones de Edmundo Batlle Bermúdez.
La Familia Batlle Bermúdez sostiene su lucha contra el presunto uso abusivo de las instituciones jurídicas para tratar de agenciarse la impunidad y además mantiene su designio de recuperar las acciones que con fraude les fueron arrebatadas.
“Reiteramos nuestra fe en los tribunales dominicanos para dar un ejemplo y sentar un precedente basado en la justicia y la ley”, alegan las víctimas del presunto fraude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario