lunes, 23 de enero de 2017

LO QUE VI EN LA MARCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD

Addilsa Núñez (firma invitada)
Momento de la marcha, antes de arrancar en la avenida 27 de febrero con Máximo Gómez (Foto ML)

Hay quienes dicen que los tiempos revolucionarios no vuelven, que la juventud de hoy día, no se arriesga por el bien del país, que ya nadie estaría dispuesto a morir por la patria, a rechazar un soborno, a pelear por sus derechos, que una revolución es una utopía lejana a la realidad de este país. 
El domingo 22 de enero del 2017, se podría decir que se marcó un antes y un después de esa prédica, no porque fuera la primera movilización social, que se hiciera en la República Dominicana en contra del Gobierno, sino, por el gran apoyo que recibió. Jóvenes, familias, y ancianos, de todas partes del país, se dieron cita este pasado domingo, para luchar contra la impunidad y la corrupción. Tan solo del Cibao y zona norte partieron 24 autobuses (guaguas), además, en la marcha hicieron presencia grupos desde Baní, Azua, Barahona, Higüey, Nagua, y Puerto Plata, entre otras localidades, identificadas con pancartas y camisetas.
Semanas y días antes de la marcha, ya en las redes sociales hubo mucho movimiento entorno a esta, identificado con el hashtag #YoVoyPaLaMarcha, con el cual personajes famosos, presentadores de televisión y radio, políticos de oposición, actores y artistas, invitaron a participar. ¿El resultado? una masa de gente inconforme, que talvez otras veces no se había atrevido a salir, salió y marchó.
No hubo agresión alguna, no hubo violencia, la gente solo marchó. Entre la multitud se escuchaban los gritos con consignas que, superaban el nivel de creatividad de cualquier rapero, “Que devuelvan los millones, y a la cárcel los ladrones” “Cuide su cartera, que el PLD se la lleva” “El pueblo trabajando, y el PLD robando” y “El pueblo unido, jamás será vencido” que reza como la frase más repetida durante la jornada, los tambores se hacían escuchar desde lejos.
A pesar de que algunas compañías de telecomunicaciones presentaron inconvenientes técnicos en la señal, la gente se observaba compartiendo videos en vivo sobre la marcha, instantáneamente se conocieron las fotos aéreas sobre la magnitud de la marcha, asimismo, las redes estaban llenas de fotos de quienes asistieron, con el hashtag que identificaba la causa. Sí, talvez muchas de esas personas que asistieron no tendrían el valor de coger un arma y salir a pelear por la misma razón, pero, ¿qué mejor arma que un pueblo unido?
Al final de la marcha, en el parque independencia, la multitud entonó el himno nacional dominicano, se vociferaba a coros algunos lemas de rechazo a la corrupción en el Gobierno y se culminó con la presentación de raperos locales, que interpretaron temas a favor de la lucha. Luego de esto, se procedió a confirmar que el área quedara libre de basura, lo que también se hizo durante la caminata.
Según dirigentes de algunas organizaciones que participaron, esta marcha puede ubicarse como la manifestación que más apoyo ha recibido de las distintas regiones en los últimos años, superando la que se realizó para lograr la asignación del 4% para la educación en el 2011 y la de rechazo a la reforma fiscal en el 2013. 
Es claro que una marcha no determinará una respuesta inmediata sobre el escándalo en que está metido el presidente Danilo Medina, pero, es el comienzo de una lucha que puede marcar la diferencia. La revolución no es, como muchos piensan, un acto de violencia, revolucionar es producir cambio y la movilización de un pueblo unido, sin duda es un paso hacia eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario