jueves, 27 de septiembre de 2012

Leonel Fernández inauguró hospitales no terminados para hacer bulto

Máximo Laureano/Acento.com.do
Hospital Hato del Yaque.
SANTIAGO, República Dominicana.-En lo que observadores políticos definieron en su momento como afanes electorales a destiempo como miras al año 2016, el presidente Leonel Fernández inauguró decenas de obras públicas en todo el país en los días de la transición, en los meses de junio, julio y hasta el 15 de agosto.
Entre esas obras se incluyeron varios hospitales en los cuales meses después del corte de cinta no se ha atendido el primer paciente, debido a que no estaban terminados ni equipados, y por tanto no ha sido puestos en servicio, aunque sí empleados que cobran sin trabajar.
En los distritos municipales de Hato del Yaque, Baitoa y La Canela, los moradores esperan la apertura de los hospitales, en los cuales ya hay gente que cobra, según testimonios recogidos por el equipo de Acento.com.do.
Hato del Yaque.
En Hato de Yaque, un distrito municipal que recientemente ha sido noticia por los casos de cólera y del dengue se han detectado, sobran las preguntas, pero no hay respuestas que justifiquen que el hospital inaugurado hace varios meses aún esté cerrado.
Los moradores alegan que la estructura tiene todo los equipos, pero se extrañan de la tardanza para su apertura, al tiempo que deploran que tengan que ir hasta el hospital de Bella Vista o al hospital regional Dr. José María Cabral y Báez, ubicado en el centro urbano de Santiago, para tratarse sus dolencias y las emergencias de salud.
“Ese hospital resolverá el problema de personas que tienen recorrer hasta 12 kilómetros para obtener un servicio médico”, comentó una joven que dijo llamarse Katy.
El hospital de Hato del Yaque, cuyo acceso al área de emergencias y a otras facilidades está cerrado con candado, tiene capacidad para 16 pacientes.
Hasta el momento este centro de salud no tiene servicio de energía eléctrica, y sólo ha podido abrir sus puertas una botica popular del programa Farmacia del Pueblo, que recibe electricidad gracias a una conexión irregular que alguien hizo desde el poste más cercano, utilizando un cable telefónico.
Baitoa.
En esta comarca serrana, fundada por Ramón Fernández, hoy distrito municipal, algunos lugareños creen que el hospital no funciona porque el Gobierno no ha pagado a los contratistas, alegan que vieron llegar todos los equipos al centro de salud, inaugurado en el calor de la campaña electoral de las pasadas elecciones presidenciales.
Otros ciudadanos y ciudadanas lamentan que tengan que ir todavía al municipio de Sabana Iglesia, para los servicios médicos que no pueden ser atendidos en la pequeña policlínica local.
Aquí también sobran preguntas y no hay respuestas claras para tanta gente que anhela ver el hospital en operación, ya que ha sido una vieja aspiración de la comunidad.
A diferencia de Hato del Yaque, aquí no funciona la Farmacia del Pueblo, todos los accesos están cerrados y en el área verde la hierba crece libremente. A percatarse de la presencia de los periodistas, desde el interior del local asomó un hombre solitario, con muestras de hastío y asombro, que se mantuvo en silencio.
Fue en este lugar, donde el presidente de la República, Fernández Reyna, ofreció ayuda a Junni Fabián, padre de cinco hijos, entre ellos, trillizos y fue vitoreado y endiosado por la comunidad. Este hecho ocurrió el 3 de mayo del 2012, y todavía los candados cerrados hablan de la inactividad del centro de salud.
Ramona, una ciudadana de Baitoa, piensa que ha esperado más de lo que falta y se ha programado para ver el hospital en funcionamiento el próximo año 2013.
“La gente a veces no entiende las cosas, ese hospital lo inauguraron, pero falta presupuesto, hay que esperar que lo asignen”, alegó Ramona al ver al equipo de Acento.com.do.
Hospital Baitoa.
Ministerio se desliga.
Mientras los pobladores de los distritos municipales claman por la mejoría del servicio, la médica pediatraYadira Pérez, directora de la Región Norcentral del Ministerio de Salud Pública, alega que no es responsabilidad de la institución que representa que estos hospitales no funcionen.
La pediatra explicó que tanto el hospital de Baitoa como el de Hato del Yaque, no están en funcionamiento, porque no tienen energía eléctrica, problema que escapa a sus responsabilidadoes y atribuciones.
La funcionaria dijo que esos centros fueron inaugurados sin estar preparados y que esa es la razón por la cual no se ha podido comenzar a ofrecer servicio a la ciudadanía.
“Nosotros para poder abrir un hospital, necesitamos tener resuelto varios puntos clave. Por ejemplo, estos hospitales todavía no tienen energía y nosotros podemos mostrar documentos de todas las solicitudes y diligencias que se han hecho para que se les ponga la energía necesaria a esos centros”, dijo Pérez, al ser preguntada sobre los reclamos de la población.
Agregó que en esta situación están los centros del primer nivel, como los construidos en Yagüita de Pastor, Santa Lucía, también en Santiago, y la Ermita, en Moca.
La funcionaria también señaló que estos hospitales requieren del registro institucional para obtener sus respetivas subvenciones, para lo cual hay que agotar un proceso, situación que choca con la urgencia del pueblo por los servicios de salud.
Según Yadira Pérez, la apertura formal de estos centros de salud depende de que se concluya el proceso de preparación de las enfermeras, las cuales son entrenadas en los hospitales José María Cabral y Báez y el Arturo Grullón, ambos en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario