martes, 26 de marzo de 2013

Defensa Civil Santiago, dispuesta a salvar vidas a pesar de las precariedades

SANTIAGO, República Dominicana.-Es martes santo en los  almacenes de la sede la Defensa Civil en Santiago, ubicados en el sótano del edificio de Oficinas De Servicios Presidente Antonio Guzmán Fernández (Huacalito), sólo se ven algunas lonas, sogas, boyas caseras,  sierras eléctricas dañadas, dormitorios improvisados y hasta un ataúd.
En medio de estas precariedades y carencias, casi trabajando con las uñas, se prepara el personal para la ardua tarea de salvar vidas y prevenir accidentes dentro del plan nacional Semana Santa 2013.
El director de la Defensa Civil, Francisco Alfredo Arias Tolentino, narra de los esfuerzos de esa entidad para conseguir alguna ayuda en el sector privado que compense un poco lo poco que dispone el Estado dominicano para el personal fijo y para los miles de voluntarios que trabajarán mientras otros disfrutarán de las cortas vacaciones de la Semana Santa.

Muchos han sido sus esfuerzos para conseguir las donaciones de camisetas, gorras,  agua, comida, uso temporal de vehículos y combustibles. Ya la Semana Santa empezó y todavía es necesario seguir pidiendo la solidaridad a los empresarios y a los funcionarios de otras entidades del Estado para  obtener lo elemental para el trabajo de socorro.
Arias Tolentino se muestra optimista por encima de todo, confía en que los vehículos y otras ayudas llegarán antes del jueves santo.
En el patio se observan cinco ambulancias. Tanta es al precariedad de la Defensa Civil loca, que ha sido necesario usar las ambulancias más allá de las emergencias médicas, para transportar personal hacia los lugares en que se requiere de la ayuda de voluntarios y personal de primeros auxilios o para transportar alimentos.
En el plan operativo diseñado para este año contempla el uso de  20 ambulancias, casi todas disponibles gracias a otras entidades públicas que poseen estos vehículos especiales. Las demás son prestadas por el sector privado.

“El montaje del operativo avanza, y lo que falta llegará”, asegura confiado el director de la Defensa Civil, Francisco Alfredo Arias Tolentino.
No se resigna y apela al desprendimiento de las personas que de manera voluntaria se suman a los trabajos cada año.
Un grupo de 2, 775 voluntarios y voluntarias, la mayoría jóvenes, pero también adultos, trabajarán en las carreteras y balnearios con el objetivo de proteger la vida de los vacacionistas y prevenir accidentes e intoxicaciones.
“Se adoptarán cuantas medidas sean necesarias, los días 28, 29, 30 y 31 del mes marzo del año 2013, para reducir accidentes, durante el desplazamiento de personas a otras provincias y supervisión de todas las acciones de Prevención, Socorro y Salvamentos”, se establece en un llamado en el plan operativo diseñado para la provincia de Santiago.

Los balnearios más frecuentados en esta provincia son los ríos ubicados en la Cordillera Central, es decir en los municipios de Jánico, San José de las Matas y Sabana Iglesia.
Para los vacacionistas que deciden quedarse en el entorno urbano, tendrán disponibles, los balnearios del río Yaque del Norte,  Las Charcas, El Hormiguero, Timbeque y Arroyo Hondo.
Los balnearios clausurados del río Yaque del Norte van desde La Peñita, próximo a la Corporación de Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), hasta la represa de la Obra Banda,  los canales de riesgo, la presa de Tavera, entre otros.
Aunque los socorristas de la Defensa Civil, advierten del peligro de bañarse en estos lugares, muchas personas desaprensivas violan la prohibición.
Arias Tolentino clama por la comprensión y la colaboración de la ciudadanía para evitar desgracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario