jueves, 21 de marzo de 2013

Los “padres de familia” del mercado Hospedaje Yaque imponen su propia ley

Máximo Laureano/Acento.com.do/política municipal.
SANTIAGO DE LOS CABALLEROS, República Dominicana.-Los vendedores de plátanos y otros productos agrícolas han impuesto su propia ley en un tramo de la avenida Valerio, en el mercado del Hospedaje Yaque, convirtiendo el espacio público en un gran “local” comercial privado y estacionamiento sin horario para vehículos de carga.
Durante años no han valido los intentos de desalojo, los invasores de la vía pública terminan por doblar el puso a las autoridades de todas las administraciones de la alcaldía de esta ciudad.
La permanencia en el lugar de los vehículos de carga, incluso grandes camiones, genera un caos permanente para el desenvolvimiento del tránsito, en especial en las llamadas horas pico, o en las primeras horas del día cuando acude la mayor cantidad de clientes.
No es la primera vez que vendedores del extendido mercado Hospedaje Yaque se apoderan de una zona, siempre con el alegato de que son “padres de familia” que tienen derecho a ganarse la vida con este trabajo, sin importar los problemas que ocasionen a los demás “padres de familia”.
El pasado jueves 14 de marzo del 2013, ante los intentos de las autoridades para imponer el orden en el lugar, las protestas de los vendedores se tornaron agresivas, al punto que tuvo que intervenir la Policía
Los plataneros son los que mayor espacio ocupan en la actualidad el tramo de la avenida Valerio, entre la calle Boy Scout y la avenida Circunvalación, en los sectores La Joya y La Cambronal.
El pasado jueves 14 de marzo del 2013, ante los intentos de las autoridades para imponer el orden en el lugar, las protestas de los vendedores se tornaron agresivas, al punto que tuvo que intervenir la Policía.
Los “padres de familia” del mercado quemaron gomas y obstruyeron la vía con productos putrefactos y basuras lanzados al centro de la calle.
Su agresividad surtió efecto, pues al otro día todo retornó a la realidad habitual, decenas de vehículos a ambos lados de la calle y en las acercas los improvisados “puestos de venta” que impiden el paso al peatón.
Esta no es la única zona tomada por los vendedores, ya que el mercado se ha salido de su perímetro original, agrandándose de manera desordenada y sin obedecer a ninguna planeación de las autoridades municipales.

En principio el mercado del Hospedaje Yaque se instaló en el perímetro comprendido entre las calles 16 de Agosto, Boy Scout, Pedro M. Hungría y Capotillo, pero a la fecha el mercado abarca desde la avenida Valerio hasta la calle Anselmo Copello, entre Restauración y Boy Scout.
Las áreas ocupadas por los vendedores de plátanos están en la zona de tránsito de las rutas del concho urbano H, CA, L, RPA, B. Además de los vehículos que cubren las rutas hacia San José de las Matas, La Canela, Jánico y otras localidades.

Ante el bloque que mantienen los vendedores callejeros, los transportistas han tenido que improvisar pasos alternativos en las vías circundantes, generándose más entaponamiento y caos en el tránsito.
Protestas de los plataneros en la avenida Valerio.
En septiembre del 2010, la entonces recién instalada administración de Gilberto Serulle dio comienzo a un plan de reordenamiento de los vendedores de la parte céntrica de del mercado, se acondicionaron algunas calles, se desmantelaron decenas de casetas y puestos de ventas. El objetivo era sustituir las viejas casetas por módulos modernos.

El modelo fue echado a andar, se reorganizaron los vendedores, ubicados en las calles 16 de agosto, Pedro M. Hungría, Capotillo y calle Del Sol, pero pronto el plan fue dejado en el olvido, y todo retornó al desorden habitual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario