miércoles, 3 de abril de 2013

MANTIENEN ABIERTA A LA FUERZA PLANTA GLP, HABÍA SIDO CERRADA POR UN JUEZ

Máximo Laureano/Acento.com.do
SANTIAGO, República Dominicana.-Empleados de una planta de almacenamiento y distribución de Gas Licuado de Petróleo (GLP) que fue cerrada por segunda ocasión por un tribunal, la reabrieron por la fuerza.
Los empleados rompieron los cintillos de seguridad colocados por el fiscal y procedieron a reanudar las ventas.
Asimismo, desafiaron a la fuerza pública, agredieron verbalmente a las autoridades, las amenazaron y las conminaron abandonar el lugar.
Los hombres trataron de volver a operar el negocio de manera arbitraria luego que el procurador fiscal de Medio Ambiente pusieran cintillos de seguridad al local para ratificar la decisión de impedir que la planta de GLP opere, debido a que viola las normas sobre la materia.
Es la segunda vez que las autoridades del Ministerio Público proceden a cerrar la planta que es propiedad la empresa PROPAGAS.
Medio Ambiente ha advertido que el local deberá estar cerrado hasta tanto se conozca un recurso de amparo interpuesto por vecinos que objetan el negocio, por considerar que su operación es un peligro público porque está situado muy cerca de los hogares y otros lugares en donde frecuentan personas.
Los moradores los barrios que conforman Mejoramiento Social, así como los de Reparto Oquet y zonas próximas a la avenida Bartolomé Colón, han denunciado el peligro que representa la instalación de la envasadora de GLP a una distancia que viola las normas y pone en riesgo a sus familias.
Hace  un mes y dos semanas el acalde de Santiago entregó un proyecto de apartamentos en el sector La Otra Banda, para 96 familias que vivían en el Hoyo de Julia, próximo al lugar donde se instaló la planta distribuidora de GLP.
En el acto inaugural de las viviendas el ejecutivo municipal afirmó que los ejecutivos de PROPAGAS le habían entregado un cheque por RD$ 15 millones, como aporte para los apartamentos.
La planta ha sido centro de conflictos desde su instalación,  debido a que los propietarios, representados por sus abogados, han insistido en la supuesta legalidad del negocio.
Tras la ratificación del cierre este martes, el fiscal ambiental, Jacinto Mejía Amaro, dijo que  la estación de venta del GLP se mantendrá cerrada hasta que haya una decisión del Tribunal Superior Administrativo que lleva el caso en Santo Domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario