miércoles, 24 de abril de 2013

SE LO CUENTO TAL CUAL: CARRERAS DE "PASOLAS" EN CARRETERA MAO-SANTIAGO RODRÍGUEZ (del editorial)

MÁXIMO LAUREANO/seguridad.
Foto de la carretera, no de la acción narrada .
Por el kilómetro 10 en la carretera Mao/Santiago Rodríguez, al menos 30 “pasoleros” y “motoristas”, en competencias de carreras, en una vía donde la única luz que hay son los catafaros u ojos de gatos, este miércoles alrededor de las 10:30 de la noche, una persecución policial a estos presuntos vándalos, puso en peligro a quienes regresábamos de Sabaneta a Mao, con destino a Santiago de los Caballeros. 
Patrullas policiales perseguían a decenas de jóvenes, muchos de ellos corrían hacía los montes, a ambos lados de la vía, recién reconstruida. Unos de los agentes policiales, indicó al conductor parar el carro y reclamó que por que no se detenía de inmediato, al ver el faro del vehículo de la Policía, mientras sobaba su pistola con la intención de actuar, nos identificamos rápido, llegaron sus superiores en la misión y continuamos y que bueno que ahora lo contamos.
Antes de que el policía se calmara con su arma lista para la acción, el conductor les explicó que no se podía detener porque no sabía si la luz, era de las motocicletas, o de la policía, porque los “pasoleros”, también, tenían acompañantes, en otros tipos de vehículos, que al parecer le sirven de custodia. Para ser objetivo, ni el conductor, ni los demás pasajeros en el carro advirtió que se trataba de la Policía.
Todo se entendió en solo segundos, seguimos a Santiago de los Caballeros y dejamos aquel escenario con muchas interrogantes, que las autoridades deben averiguar, porque se poner en riesgo la vida de mucha gente que transita por esta vía en hora de la noche y estamos seguro de que eso no es un secreto, en esa zona, porque esos jóvenes no son  de martes,  ni de venus, las razones lógicas establecen que deber vivir en la ciudad de Mao. Se debe averiguar también el rol de la Policía allí, para que  más tarde, no haya que dar explicaciones que todos sabemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario