miércoles, 24 de abril de 2013

Festival Música Típica 2013: Un desfile de acordeón de producción escasa

Máximo Laureano/ Acento.com.do/cultura.
María Díaz, La Reyna, en escena.
SANTIAGO, República Dominicana.- La iniciativa de llevar a un solo escenario a 12 agrupaciones del merengue típico y sus derivaciones modernas, fue apoyada por miles de personas que en tres fechas, pudo disfrutar en el área monumental de Santiago, de un exigente catálogo de artistas del género de “tierra adentro”, como se le conoce.
Sin embargo, críticos han entendido que el montaje del Festival de la Música Típica 2013, tuvo mucho acordeón y escasez de producción, debido a que se limitó solo a las presentaciones de los grupos en una tarima, sin un esquema dirigido a educar en términos culturales sobre el merengue.
Aunque se desarrollaron algunas actividades teóricas previas al festival para dilucidar algunos temas, el folclorista, Rafael Almánzar, dijo que en primer orden no se puede hablar de un festival de la música típica, porque es un término muy abarcador y lo que se llevó al escenario, fue solo merengue típico o “perico ripiao”
El director ejecutivo de Casa de Arte, en Santiago, afirma que además de los presentadores del evento, debió haber al menos un técnico del área que explicara algunos aspectos básicos del merengue típico. Agregó que en el escenario de debieron presentar entre un artista y otros documentales educativos, sobre el origen, desarrollo y evolución del merengue típico, para que no se quedara solo en el espectáculo comercial.
Figuras legendarias de este ritmo, como Bartolo Alvarado (El Ciego de Nagua), El general Larguito, fueron los ausentes del evento, que estuvo a cargo de la empresa In House Productions.
Desfile artístico.
Geovanny Polanco.

La primera noche, los congregados al área monumental, vieron desfilar con su acordeón a cuesta a la
versátil Manuela Josefa Cabrera (Fefita La Grande), una exponente que pone la nota picante en cada ejecución, la veterana, oriunda de Santiago Rodríguez, encantó con sus temas conocidos, pero sobre todo con la tradicional interpretación de “La Chiflera”.
La cotizada Banda Real, grupo comandada por los hermanos Cristian La Güira y La Tormenta (tamborero), usó sus mejores recursos para atraer al público con los sonados temas “El bajadero” y “Vicenta”. Banda Libre, comandada por el saxofonista Minimambo y conocida por su tema “El mambo de lupita”. En este escenario también estuvo el fenómeno juvenil de los grupos típicos en el Cibao, Ur Banda, con sus temas “Llorarás” y “Cuidarte el alma”, completaron la fecha del viernes 19 de abril del 2013.
El destacado Krency García (El Prodigio), oriundo de la provincia María Trinidad Sánchez, encabezó el pelotón típico del sábado 20 de abril del 2013, siendo uno de los más ovacionados, con temas como “Raquel”, una adaptación, el tradicional merengue “El Refrán” y “Ella me vivía”, composición de Luis Dias.
Sus compañeros de escenario fueron Nicol Peña, quien motivó con su tema “El mariculí”, Mery Hernández (La India Canela), recurrió a temas tradicionales como “El diente de oro” y el popular “Caña brava”, además de un homenaje a Tatico Henríquez, fallecido en un accidente de tránsito en 1973.
El joven nativo de Tamboril, Wilman Peña, montó su propio espectáculo, en su meta por demostrar sus condiciones de “El cantante”, como se autodenomina, aunque se trataba del festival de típicos, cantó temas de varios géneros.
Francisco Ulloa.
Para la noche del cierre, los organizadores del primer Festival de la Música Típica, en Santiago, llevaron a la tarima al veterano, Francisco Ulloa, quien inició con una entusiasta presentación, desde ejecutar e interpretar el tema “Canto de hacha”, a las 8:53 de la noche, hasta hacer malabares con su acordeón, “ El Higuerón”, “ El farolito” y “ y la Cosquillita”, también formaron parte del repertorio de Ulloa, que elogió al Gobierno y el Ministerio de Cultura por el evento, el músico también motivó que este tipo de presentaciones artística deben seguir.
El segundo turno de la noche de cierre en el festival, fue para el cantante, Robert Liriano, desprendido del las agrupaciones de El Prodigio, Banda Real y Banda Unika, encantó con su voz. Liriano dio al escenario cibeaño algunos de los temas conocidos como “Cabecita Loca” y sus acostumbradas adaptaciones de baladas y otros ritmos que incluye el popular tema conocido en el país como “La tartamuda”, un vallenato colombiano.
Robert Liriano, en escena.
Liriano, solo dedicó tiempo para hacer un solo tema de los conocidos en el ambiente como merengue derecho y hasta se atrevió a motivar el público para cantar la bachata de su autoría, “Mala fe”.
La Reyna, María Díaz, moderna y con un espectáculo dirigido a llamar la atención sobre la no agresión a la mujer, la cantante y ejecutora del acordeón, puso a vibrar el público con cada uno de sus temas, en su mayoría de su autoría.
Inició con el famoso tema “Cumandé”, Al final de su presentación la interprete de “La Torera”, entregó al público, unas de sus composiciones, más reciente  “El hombre más desgraciado”.
“Los hombres cuando tu lo trata bien, te tratan mal y cuando tu lo trata mal, te quieren matar”, dijo la Reyna de la música típica.
El cierre de la última noche del evento fue para el ganador del Soberano, como merenguero del año 2012, Geovanny Polanco, quien mezcló sus temas propios, como “Historia de un gran amor”, “El bulto” y otros, como las adaptaciones, que se han hecho muy populares en el ambiente de la música típica. Su último tema en el escenario del festival fue “Los 500 pesos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario