viernes, 13 de marzo de 2015

EL PODER DE LOS OBISPOS

del editorial
Corte de árboles parque Duarte, Santiago de los Caballeros.
Son tan fuertes que crearon un Diálogo Nacional, un mediador, con acciones en la Corporación Portuaria del Atlántico, influencia en el Aeropuerto Cibao y el HOMS y un estadio de fútbol. Tanta fuerza tienen los jefes católicos que han cancelado periodistas de plantas televisoras, tienen sus políticos y empresarios favoritos, imponen la penalización del aborto y el tema que quieren en la Constitución Dominicana y son los más ricos, aunque se pasan la vida hablando de pobreza.
Si usted no cree que tienen poder, mire lo que pasó en el parque Duarte de Santiago de los Caballeros. Desde que monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio, llegó a Santiago, procedente la provincia La Altagracia, se propuso crear una cerca para alejar la Catedral Santiago Apóstol del parque Duarte, de lo que él entiende es un libertinaje, es decir, de la gente común que por allí camina, ahí está su cerca y no importó que se cogieran una franja de esta área verde legendaria del compartir urbano. Algo ilógico es alejarse de lo que se cree contaminado en términos de fe, porque en Marcos 2.17, Jesucristo dijo “los sano no tienen necesidad de médico”, pero el cardenal Nicolás, ha enseñado, que hay que marcar distancia con las chusmas, es decir, los pobres, a esos que son el centro de sus prédicas.
De la Rosa se propuso ahuyentar a las palomas de su templo, aún cuando fueran mensajeras o de la paz, para eso el Gobierno, dispuso de más de RD$ 300 millones (cifra oficial), se sumaron otros arreglos.
Pero faltaba más y se le propuso al Gobierno, que construya la Plaza 30 de marzo, con la idea de despejar por completo los alrededores de la Catedral, para que se vea su esplendor, desde los cuatro puntos cardinales.
Por alguna razón este proyecto de la Plaza 30 de marzo, también aupado por el Plan Estratégico de Santiago (PES), no avanzó en el tiempo requerido, pero encontraron un excelente padrino, el alcalde de Santiago, Gilberto Serulle Ramia, ordenó tumbar una gran parte de los árboles del parque Duarte, sin ninguna evaluación, ni permiso.
Por coincidencia, todos los árboles eliminados estaban del lado de la parte frontal del templo, ahí lo tiene monseñor, ya usted se va, los árboles no están y lo más importante para usted, la Catedral se ve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario