viernes, 17 de abril de 2015

Comunitarios de Canabacoa denuncian contaminación mata su único arroyo


SANTIAGO, República Dominicana.- Los moradores de Los Filpo, Alicia Rosa, Laguna Prieta, los Cabrale y otras comunidades del distrito municipal de Canabacoa, denunciaron que  han que varias empresas del Parque Industrial  de Zonas Francas de Matanzas, se ha apoderado  de del único arroyo  que tienen y que los usan como  drenaje por donde destilan altos grados de contaminación.

“Por aquí ya no corre agua, lo que baja es pura contaminación, todo tipo de químico y la situación ha llegado a un punto que las familias  temen  a brotes de enfermedades”, afirman los comunitarios, oriundos de la zona y quienes han liderado una ardua batalla para  exigir la recuperación de arroyo.
Los  nativos, que han participado en varias caminatas y otras actividades para  exigir  la intervención de las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales, denunciaron que el nivel de contaminación es tan alto  que el agua que corre, por el afluente es un atentado para la salud de las familias que viven en los asentamientos  cercanos. 
Los  vecinos de las comunidades próximas al arroyo, alegan que la contaminación de las empresas de las zonas francas,  los ha dejado, sin la única fuente natural de agua que tenían y agregan que las autoridades no han movido un dedo para   al menos  mitigar el problema.
Los activistas sociales, dirigentes políticos,  juntas de vecinos y otras organizaciones han denunciado el problema de la contaminación al arroyo por todos los medios, pero se quejan de que aún así, no han tenido una reacción del Estado.
Como forma de llamar la atención de los responsables a poner atención al este problema de contaminación, las comunidades marcharon desde  las comunidades de Canabacoa, hasta  el parque industrial de las zonas francas  para demandar que  se frene el vertido de contaminantes a  las aguas del arroyo y advierten que encaminarían acciones legales.
En la caminata los manifestantes hicieron una parada en la comunidad de los Filpo, donde leyeron una proclama a favor del rescate del afluente.
Algunos de los participantes, no pudieron permanecer en el puente, sobre el arroyo, por el hedor de las aguas, otros se quedaron, algunos minutos, pero debieron buscar paliativos  mientras se realizaba el acto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario