viernes, 17 de abril de 2015

Organización internacional contribuye en formación académica para residentes en batey

Evelin Valdez/Especial para Acento.com.do
SANTIAGO, República Domincana.- Más de cien niños de 4 a 14 años de edad, son alfabetizados a través de la organización Internacional para migrantes (OIM), quienes tienen el proyecto Yspaniola, en la comunidad el Batey Libertad en el municipio de Esperanza, de la provincia Valverde.

El Batey Libertad es un caserío que se formó para alojar a inmigrantes haitianos que eran contratados para el corte de la caña y en el Ingenio Esperanza, hoy fuera de servicio, allí se conservan algunos barrancones, pese a la transformación del lugar.
En la actualidad las plantaciones de caña de azúcar han desaparecido, reemplazadas por parcelas de arroz, campos de tabaco y otros cultivos.
Aunque es raro que compañías contraten trabajadores desde Haití de manera oficial, muchos haitianos vienen a la República Dominicana para buscar trabajo en la agricultura y en la construcción.
Yspaniola es la fundación que se inicio hace más de 1 año, con la finalidad de enseñar a los hijos de quienes residen en la comunidad, para que aprendan a leer y escribir, enseñándoles el idioma español e inglés.
El centro de aprendizaje Batey Libertad, “Sant Aprantisaje Lekti” provee clases de alfabetización en español  a estudiantes entre los 4 y 14 años de edad. La idea  reforzar el proceso de aprendizaje de los niños y niñas, para que mejoraren su nivel de educación en la escuela  formal del Estado.
Yspaniola cuenta con una Directora de Programas Comunitarios Educativos, seis profesores de media jornada y de jornada completa y dos profesores  que residen en el Batey Libertad.
Dos de los maestros son de ascendencia haitiana, nacidos en esa comunidad, quienes imparten clases a un promedio de 100 niños diario. Son tres  jornadas de clases por la mañana y tres por la tarde, con un tiempo de hora y media por sección, en horario de 8:30 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde.
Los estudiantes están agrupados en cinco clases según su edad y habilidad, el centro ofrece un club de lectura para los principiantes, para los más avanzados, hay un programa  para reforzar la lectura porque, según explican los instructores, muchos alumnos  tienen deficiencias en ese sentido.
Dana Henderson, directora local del centro  explica, que tienen como finalidad, ayudar a los niños aprender a leer y escribir y que estos aprenden los valores culturales.
“Estamos aquí para ayudar a la comunidad, en todo lo que podamos, expresa Henderson”, afirma Dana.
Además cuenta que tienen programas de becas en diferentes universidades del país, para aquellos jóvenes que deseen realizar una carrera, actualmente tienen tres estudiantes en el nivel superior, dos en  la  Universidad  Tecnológica de Santiago (Utesa) y uno en la Universidad Autónoma de Santos Domingo  (UASD).
Estamos  en el proceso de buscar más apoyo para facilitar el proceso para aquellos que viven aquí”, expresa Dana.
Yspaniola pone mucho énfasis en la atención individual y por eso evaluamos las habilidades y el progreso de cada estudiante con bastante frecuencia. “Empleamos una variedad de métodos aprobados para medir los resultados de aprendizaje, incluyendo las evaluaciones de fonética personalizadas y diseñadas por los profesores, evaluaciones anuales de lectura de cursos bajos, y el Sistema de Lectura de A a la Z, el cual nos permite seguir el progreso de cada estudiante”, dijo la instructora.
Henderson  cuenta que cada fin de año se realiza las evaluaciones para así premiar a los niños que han obtenido un promedio excelente durante las clases, donde se les proporciona un paseo o una fiesta en el centro.
Jonathan DiMaio, director ejecutivo del proyecto, explica que el objetivo es hacer un sistema de educación en el Batey Libertad, desde pre-escolar hasta la universidad, para que los niños que nacen allí, puedan tener acceso a una educación de calidad,  eso es lo más básico, reitera.
“Nosotros trabajamos en conjunto con la escuela básica, no queremos trabajar solos”, explica DiMaio,  el centro se ha empezado con un programa de becas, con clases de fonética. Queremos que los jóvenes puedan estudiar y luego ayudar a su comunidad”.
La organización tiene un proyecto con voluntarios del Cuerpo de Paz, para así trabajar en conjunto tanto en la escuela estatal de la comunidad, como en el centro.
La población del batey oscila alrededor de 1,000 habitantes, y en la temporada de cosechas, llegan muchos nacionales haitianos a trabajar en las tierras y luego retornan al país.
Willy José,  es uno de los profesores del centro Yspaniola, imparte clases de matemáticas, se integró al proyecto desde enero 2015, expresa que se siente identificado con el proyecto y que le gusta el método que se utiliza, su tarea allí, lo ha motivado a estudiar educación en Utesa, para fines de seguir ayudando a su gente.
El equipo de acento.com.do, recorrió las calles empedradas de Batey Libertad, con miembros de Yspaniola y se observó la familiaridad que tienen los residentes con Yspaniola, sobre todo los niños, que se acercan a los instructores para saludarlos y darle sus afectos, mientras conversamos con padres de niños que asisten al centro y nos indican que se sienten satisfechos con el trabajo que se realiza allí.
Antonia Yolanda Custodio dominicana, madre de cuatro niños, dos de los cuales asisten al centro, nos expresa que se siente como en familia compartiendo tanto con los nacionales haitianos como con dominicanos.
“Me encanta el desarrollo y la habilidad que han adquirido mis hijos desde que asisten al centro” nos expresa custodio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario