lunes, 25 de mayo de 2015

A juicio de fondo policía violó semáforo en rojo y atropelló a joven que perdió una pierna

Dennis Hernández,  con su hijo cuando estaba hospitalizado.
SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.-El Segundo Juzgado Especial Tránsito del distrito judicial de Santiago, envió a juicio de fondo el caso del sargento Junior Zapata Zapata, acusado de violar la luz roja de un semáforo y provocar un accidente, en el cual fue arrollado el adolescente, Allan Fermín Shepard Hernández, de 17 años de edad, quien perdió su pierna derecha. El joven atropellado,  estuvo en la audiencia, junto a su madre.

El sargento Zapata, quien está en prisión desde noviembre del 2014, es también acusado de conducir a alta velocidad y de impedir que se socorriera al menor atropellado, tras el accidente, a quien el agente policial habría señalado como un presunto delincuente, que era perseguido por una patrulla.
El agente policial, adscrito  a la Dirección de Investigaciones Criminales de la Policía (Dicrim),  habría procurado la libertad condicional, sin lograr un fallo a su favor y ahora tendrá que comparecer a un juicio de fondo para demostrar que  no hubo intención criminal en su accionar, contra el menor, atropellado.
El sargento Junior Zapata Zapata, manejaba el vehículo en el cual se desplazaban los policías de una patrulla,  cuando arrollaron al menor Allan Fermín Shepard Hernández, en un hecho ocurrido el 21 de noviembre del 2015, en la avenida Bartolomé Colón, esquina calle Jacinto Dumit, en el centro urbano de Santiago de los Caballeros.
El joven Shepard Hernández, es hijo la jueza de tránsito, Denisse Hernández de la Nuéz, quien al momento del accidente caminaba con su  hijo y les correspondió auxiliarlo y vivir todo el trauma de la situación
Junior Zapata, es  fue  mandado a prisión preventiva en el 24 de noviembre, del 2014, por la jueza Alicia Guzmán, del Segundo Juzgado de Paz Especial de Tránsito del distrito judicial de Santiago.
A Zapata y  a los demás agentes policiales involucrados en el accidente se le señala como responsable de  intentar dejar desangrar la menor, tras atropellarlo.
La tragedia ocurrió el 21 de noviembre  del pasado año cuando el menor Alan Fermín Sheperd Hernández caminaba junto a su madre por la avenida Bartolomé Colón, se ha establecido que el vehículo (camioneta) policial, que manejaba Junior Zapata, que corría en vía contraria y paso un semáforo en rojo a alta velocidad, cuando se produjo el hecho.
Testigos del hecho habrían contado que tras el accidente en el cual el joven perdió la pierna en al acto, los policías  impidieron con pistolas y armas largas en mano, que las personas que estaban cerca y hasta la madre ayudara a Alan, al que acusaron de ser un delincuente peligroso.
Los agentes, en su defensa dicen que en ese momento perseguían a los asaltantes que se desplazaban en un vehículo, pero  todos estos detalles se dilucidarán en el juicio de fondo.
En la audiencia de este viernes 22 de mayo del 2015,  el joven Alan,  estuvo presente en la sala, junto a su madre y otros familiares, quienes exigen justicia en este caso, el cual creen se no se trató de un accidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario