martes, 8 de septiembre de 2015

Obreros que se intoxicaron en túnel López-Angostura trabajaban desprotegidos

Algunos de los afectados por la intoxicación. fotos Yomaira del Rosario Rosario
SABANA IGLESIA.-Botas, cascos y linterna era todo lo que usaban los obreros que se intoxicaron, mientras hacían labores de limpieza, en túneles de la presa López-Angostura, en el municipio de Sabana Iglesia, provincia Santiago.
Este lunes 28 hombres que hacían labores de limpieza tuvieron que ser atendidos en el hospital público de esta jurisdicción con síntomas de intoxicación.

Los obreros, bajo la responsabilidad de Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI), llevaban 40 días dándole mantenimiento al túnel.
Según sus familiares, hace dos semanas los obreros empezaron a sentir cambios en sus organismos, sobre todo dolores de estómago y de cabeza, además de náuseas y prolongados mareos.
Algunos testigos contaron que los hombres están acostumbrados al trabajo duro y que empezaron esta tarea con muchos bríos, pero que conforme pasaban los días empezaron a sentirse mal sin saber la causa.
Algunos contaron que hubo momentos en que tenían que detenerse debido a la avalancha de murciélagos. Por eso algunos creen que las heces de estos pequeños mamíferos pudieron ocasionar la intoxicación (no lo han confirmado los exámenes médicos)
Aunque la condición de salud de los afectados es estable, la médico de turno en el centro médico municipal, la doctora Anabelba Céspedes, dijo que es necesario que culminar con los exámenes y pruebas requeridos para estos casos para ofrecer un informe más acabado de lo que pudo provocar la evidente intoxicación.
“El mal olor que hay en esos túneles es tan fuerte, que aun después de lavarlo no se le quita. Y nosotros, ya con tantos días respirando ese aire imagínese”, dijo uno de los afectados a periodistas.
Aunque hay personas hospitalizadas desde hace 10 días o más, fue este lunes 7 cuando se conoció la situación, que se ha tratado con mucha discreción. En el municipio, los ciudadanos y los involucrados no habían dado la voz de alerta.
El túnel
Unos de los túneles.
Aunque no hay un informe médico sobre la situación, se presume que los obreros fueron afectados por los gases que desprende el sucio acumulado, incluso las heces de murciélagos, pues los túneles no se habían limpiado desde hacías años. La última intervención en la presa López-Angostura se hizo en el año 2010.
En relación la situación de los afectados hay quejas de que los funcionarios responsables del INDRHI no han dado la cara en el caso. Familiares denuncian que aún cuando los obreros están recluidos en un hospital público, se requiere de dinero para atender a los pacientes. Explicaron que se trata de trabajadores que no cuentan con un seguro médico.
Marino De Jesús es uno de los pacientes más afectados, lleva 11 días en el hospital, según confirmó. Contó que entraban a los túneles sin la debida seguridad, apenas con unas botas y un casco con una linterna, pero que nunca se protegieron con mascarillas ni máscaras antigases.
Algunos contaron que hubo momentos en que tenían que detenerse debido a la avalancha de murciélagos. Por eso algunos creen que las heces de estos pequeños mamíferos pudieron ocasionar la intoxicación (no lo han confirmado los exámenes médicos).
Agregaron que aunque los túneles tienen espacios que facilitan la movilidad de un hombre, aseguran que el cúmulo de sedimentos es mucho y que por eso la respiración se hacía cada vez más difícil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario