sábado, 31 de octubre de 2015

Ejecución de joven y fuga de policía acusado no son primeros casos en administración de Then

Por Máximo Laureano.
El 08 de enero del 2009 se acusó a dos agentes policiales bajo el mando del general Then de ejecutar a dos jóvenes en las proximidades del Hospital Metropolitanos de Santiago (HOMS), en la autopista Duarte, luego de perseguirlos y tenerlos bajo control.
Foto: La jefatura del Cibao Central, comandada por el general Eduardo Alberto Then, nunca entregó el sargento Rodríguez Emiliano a las autoridades del Ministerio Público, según explicó el abogado Nelson Abreu
SANTIAGO.-La muerte del joven, Manuel Alberto Sarita Peralta (Flinflin) quien según un video aficionado, habría sido ejecutado por agentes policiales, luego de haberlo sometido a la obediencia, no es el único caso de este tipo bajo la jefatura del general de brigada Eduardo Alberto Then, en Santiago de los Caballeros.

Tampoco es el único caso en el cual un policía vinculado a un asesinato se escapa luego de estar bajo control de la propia Policía Nacional en Santiago.
Este viernes 30 de octubre del 2015, la Policía, confirmó que el cabo Anthony Sarita Rodríguez, señalado como uno de los responsables de matar al joven en Los Ciruelitos, fue declarado prófugo, mientras en el departamento de Atención Permanente del distrito judicial de Santiago se conocerá medida de coerción contra el sargento mayor Santiago Tavárez, el otro agente vinculado con el asesinato de Manuel Alberto Sarita Peralta.
Caso anterior
En la gestión de Alberto Then, del 20 de agosto 2008 al 17 de febrero 2009, se registra otro caso. El 08 de enero del 2009 se acusó a dos agentes policiales bajo el mando del general Then de ejecutar a dos jóvenes en las proximidades del Hospital Metropolitanos de Santiago (HOMS), en la autopista Duarte, luego de perseguirlos y tenerlos bajo control.
La jefatura del Cibao Central, comandada por el general Eduardo Alberto Then, nunca entregó el sargento Rodríguez Emiliano a las autoridades del Ministerio Público, según explicó el abogado Nelson Abreu
Jaime Pascual Tejada y Hánsel Luis Trocha, de 24 y 25 años de edad respectivamente, fueron identificados por la Policía como presuntos delincuentes y fueron acribillados en un lugar conocido como Rancho Mi Tierra.
Como ahora, entonces se atribuyó la muerte de los dos jóvenes a un supuesto “intercambio de disparos con la Policía Nacional”.
Según la Policía los supuestos atracadores habían huido en un camión color azul, tras robar en una banca de apuesta, esta versión fue rechazada por los familiares y sectores sociales que describieron el caso como una ejecución.
Las reacciones de familiares y de los defensores de los derechos humanos motivaron el apresamiento de uno de los agentes actuantes. Días después la Policía informó que el sargento José Rodríguez Emiliano, uno de los involucrados en el hecho, había huido de la sede del Comando Regional Cibao Central.
Rodríguez Emiliano habría huido cuando se enteró que su compañero de patrulla, el teniente Eddy Bueno Disla, había sido enviado a prisión preventiva. Bueno Disla quedó en libertad, tras una variación de la medida, según afirmó el abogado Nelson Abreu, que representó a los demandantes.
No se conoce que los agentes policiales, Rodríguez Emiliano y Disla Bueno fueran castigados en los tribunales por este hecho. Según el abogado Nelson Abreu, los demandantes decidieron no seguir con el proceso.
Abreu se afirma que dos aspectos llevaron la familia a desistir: el cansancio y el temor al agente que nunca fue apresado.
La jefatura del Cibao Central, comandada por el general Eduardo Alberto Then, nunca entregó el sargento Rodríguez Emiliano a las autoridades del Ministerio Público, según explicó el abogado Nelson Abreu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario