martes, 29 de agosto de 2017

Desaparición adolescente embaraza mantiene en vilo comunidad San Francisco de Macorís

Los familiares de Emely, afirman que se han revisado los videos de seguridad del lugar donde su novio ha dicho que la dejó hace una semana para que se montara en un vehículo y regresara a su casa, pero no se han detectado indicios de que la menor estuviera en ese sitio.
Emely


Una medida de coerción de tres meses para el joven Marlon Martínez, aún no aclara el caso de la desaparición de la adolescente de 16 años de edad, Emely Peguero, de quien no se sabe de su paradero, desde el 23 de agosto del 2017, luego que saliera con el hoy prevenido, identificado como su novio.

Es por esta razón que el padre de la menor, Genaro Peguero, es abrumado por la impotencia y clama por la aparición de su hija y pide a las autoridades aclarar el caso en el menor tiempo posible.
A una semana de la desaparición de Emely Peguero, hay mucho misterio alrededor del caso, con el cual toda la comunidad de Cenoví, en San Francisco de Macorís, se ha sentido consternada. Algunos parientes suyos afirman que Marlón, ha cambiado en varias ocasiones la versión, con respecto a donde dejó a la menor, luego que en su compañía, la jovencita visitara un centro médico, con objetivo hacerse algunos estudios, por su estado de embarazo.
Los familiares de Emely, afirman que se han revisado los videos de seguridad del lugar donde su novio ha dicho que la dejó hace una semana para que se montara en un vehículo y regresara a su casa, pero no se han detectado indicios de la menor, estuviera en ese sitio.
Un joven que se ha identificado como hermano de la adolescente desaparecida, asegura que Martínez, primero dijo que dejó a Emely, en en una estación de gasolina, pero luego dijo que fue frente a la estación y que justo por eso, no se veía en los videos revisados. Otra versión es que la joven se habría quedado frente a un cuartel policial, que hay en las cercanías de las estación gasolinera.
La familia confirmó que la joven tiene entre cuatro y cinco meses de embarazo.
“Esa medida no devuelve a mi hija”, exclamó el padre, al ser abordado por reporteros, tras conocerse la coerción. En relación a la decisión de la mandar a prisión preventiva al joven Marlon Martínez, de 21 años de edad, sus representantes legales establecen, que esta es una decisión basada en la ilegalidad, razón por la cual apelarían el fallo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario