viernes, 22 de enero de 2016

LA FE NO QUITA EL HAMBRE


Procesión por agua.
La fe no quita el hambre, pero ayuda a que los pueblos que la padecen se mantengan anestesiados, así el fervor de las fuerzas sociales que se levantan en contra de la desidia política, tarda más en tener efectos, en favor de los que claman por el aspecto que los religiosos llaman justicia terrenal, para castigar a quienes se roban la comida, la salud, la educación y otros derechos de los contribuyentes, es decir, lo que en este caso, serían los del César, porque los de Dios son aquellos pobres a quienes el Cardenal-Su Eminencia Reverendísima, Nicolás De Jesús López Rodríguez, llama "chusmas", esos que llenan la Catedral Nuestra Señora de la Altagracia, lo que buscan el milagro para curar de una enfermedad con la que no pueden los hospitales, porque están sin medicinas y porque los médicos se roban los equipos y cumplen el horario que paga el pueblo de la fe, en los consultorios privados, para chupar recursos con las ARS, uno de los grandes negocios-atracos del siglo XXI
Pero fíjese usted que ese pueblo robado y saqueado, no acude a una protesta social para exigir rebajas de los impuestos, combustibles, para que recojan la basura, por mejor uso del erario, seguridad ciudadana, ni para pedir aumento de salarios, pero llena los espacios como este de Higuey, los 21 de enero, donde se juntan, los agresores y los agredidos y el Estadio Cibao, en Corpus Cristi. ¿Y por qué se juntan?, porqe la fe mueve montaña. (foto tomada de Google).

No hay comentarios:

Publicar un comentario