lunes, 8 de febrero de 2016

Activista se entrega a las autoridades porque no tiene “nadar que esconder”

Miembros del Flup, abogados, compañeros y  familiares presentaron a Onelsis Gómez.
SANTIAGO, República Dominicana.-El activista social Onelsi Gómez (Picoco) se entregó a las autoridades del Ministerio Público para responder a la acusación de supuesto vínculo con casos de asesinatos por paga.
Con lágrimas y un rostro de preocupación se presentó el activista del Frente de Lucha Unión y Progreso (FLUP) ante las autoridades del Ministerio Público.

Según  afirma Osvaldo Brito, coordinador general del FLUP, los organismos de seguridad del Estado, la Policía Nacional y el gobierno que encabeza el Partido de la Liberación Dominicano (PLD)  tienen un plan de persecución contra los miembros de esa organización comunitaria.
El FLUP que presencia en Licey al Medio, Navarrete, Santiago de los Caballeros y otros lugares del Cibao.
Brito dijo que a Gómez lo vinculan con  casos de crímenes, razón por la cual  lo entregaron este lunes 8 de febrero del 2016 en la Corte de Apelación del distrito judicial de Santiago, para que se aclare  su situación.
A su llegada al Palacio de Justicia de Santiago,  Gómez, quien estuvo  acompañado de  activistas sociales, familiares y miembros de partidos políticos de la izquierda,  dijo que no tiene nada que esconder y que da la cara para que se limpie su nombre.
Onelsi Gómez
Onelsi Gómez
“La puesta en marcha de este plan criminal consiste en presentar al FLUP ante los medios de comunicación como una entidad de carácter criminal, con el propósito de perseguir sus dirigentes y encausarlo o asesino bajo la modalidad del mal llamado intercambio de disparos, denunció Osvaldo Brito.
“Nuestra organización desmiente los señalamientos en contra del compañero Onelsis, por eso  hemos venido a presentarlo ante las autoridades del Ministerio Público, porque no queremos que luego lo maten con la excusa de que se produjo un intercambio de disparos” advirtió Brito.
Con el joven  Gómez, llegó su padre y otros  familiares,  quienes temen por la vida del dirigente comunitario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario