viernes, 11 de agosto de 2017

Buzos depósito de basura Rafey en Santiago caminan hacia el Palacio Nacional

Los denominados buzos reclaman el derecho que tienen a estar en estas labores, en la cual ya celebran su boda de plata. Aseguran que hay una generación de hombres y mujeres de estos que reclaman que nacieron y se han desarrollado en estas labores.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Representativos de un grupo de hombres y mujeres que se dedican a la recolección de materiales reciclables en el depósito de basura en Rafey en Santiago, iniciaron  este miércoles un peregrinaje desde esta ciudad, hasta el Palacio Nacional, en reclamo de que les permitan trabajar en la separación de desechos sólidos.

Los denominados buzos reclaman el derecho que tienen a estar en estas labores, en la cual ya celebran su boda de plata. Aseguran que hay una generación de hombres y mujeres de estos que reclaman que nacieron y se han desarrollado en estas labores.
“El motivo de la peregrinación es exigir el reconocimiento de los derechos adquiridos que hemos ganado por el tiempo que llevamos dedicado a la actividad del reciclaje en el Vertedero de Rafey, los cuales no han sido ni respetados, ni reconocidos, por la gestión municipal del alcalde, Abel Atahualpa Martínez Durán”, expresó Juan Rosario, presidente de la Asociación de Recicladores del depósito de basura de Rafey.
Rosario manifestó que los recicladores tienen  tres semanas fuera del depósito de basura, sin poder acceder a su única fuente de empleo y sin poder ganar el sustento de  sus familias, aspecto que califican como  grave. 

Aunque  los demandantes se definen como recicladores, su labor en el depósito de basura, es la de recolectar el material, que luego venden a intermediarios.
Los buzos iniciaron su caminata con una comunicación bajo el brazo, la cual va dirigida al presidente de la República, Danilo Medina Sánchez, en el pliego exigen la intervención del mandatario, para que se busque una salida al conflicto que tienen con la Alcaldía de Santiago y  del cual señalan como responsable, al alcalde Abel Martínez, quien ha sido intolerante con los sectores pobres en Santiago.
“No es posible que la gestión municipal del Ayuntamiento de Santiago busque una solución al problema del manejo de los residuos sólidos,  a cambio de la vida de 267 familia dominicana, que como única actividad económica desde 1992 ha tenido el reciclaje en el Vertedero de Rafey”, afirmaron los afectados por desalojo de los buzos.
El conflicto.
El centro del conflicto de los buzos con el  Ayuntamiento de Santiago, es que las autoridades municipales, formalizaron un contrato con la empresa   Green Wheells Dominicana, la que a su vez contrató la  Cilpen Global, para la operación del vertedero de Rafey y la comercialización del material reciclable.
Los buzos han denunciado que tanto el Ayuntamiento de Santiago, como la empresa  han desconocido los derechos de los trabajadores  que hacen la recolección de los metales reusables.
Sobre el tema los buzos precisaron que no se oponen al desarrollo productivo y la modernidad de la ciudad, pero aclaran que todo plan de modernidad debe  estar acompañado del respeto a los derechos humanos, que es lo que  entienden se ha violado en este caso.
Aseguran que la medida tomada  por las autoridades del Ayuntamiento local, de entregar el depósito de basura a la empresa, Cilpen Global y sacar a los recolectores, contribuye al desempleo, la pobreza.
Humareda afecta la ciudad.
Desde que la empresa Cilpen Global, tomó el control del área del depósito de basura en Rafey y las autoridades municipales autorizaron a la Fuerza Pública sacar a los buzos, se ha originado un enfrentamiento permanente, que ha provocado incendios  supuestamente inducidos en el depósito de basura.
De esta situación ha devenido una humareda toxica que se ha hecho constante y que en ocasiones cubre toda la ciudad de Santiago de los Caballeros, como ocurrió la noche de este martes y la mañana  de este miércoles  8 y 9 de agosto del 2017.
Mientras las autoridades locales y los recolectores de material reciclable se culpan ambos de los incendios de la basura, la población cercana al depósito de basura, vive los peores días con el humo tóxico.
Por un lado en el Ayuntamiento promueven la versión de que los buzos queman la basura en represalia por el desalojo del área, por  otro lado, los buzos alegan que se trata de una estrategia de los funcionarios municipales, provocar los incendios y justificar los atropellos en su contra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario